Público
Público

Entra en escena Them Crooked Vultures, el supergrupo más esperado del año

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Era uno de los lanzamientos más esperados del año, y su llegada deja sensaciones encontradas. Them Crooked Vultures, el último supergrupo surgido en la escena musical, debuta con un disco homónimo que suena tal y como se podía esperar en función de sus intérpretes.

Formado por el ex batería de Nirvana y actual líder de Foo Fighters Dave Grohl, el cantante de Queens of the Stone Age Josh Homme y el ex bajista de Led Zepellin John Paul Jones, Them Crooked Vultures se presentaba como un soplo de aire fresco para el rock, carente de formaciones significativas en los últimos tiempos.

Las épocas de vacas flacas siempre han sido propicias para la aparición de supergrupos. Ocurrió a finales de los sesenta y principios de los setenta -Crosby, Still, Nash & Young, Electric Light Orchestra, Cream- y también durante la segunda mitad de los ochenta -Travelling Wilburys-.

Estas bandas ocuparon un espacio vacío, huérfano de formaciones naturales que dieran un paso al frente. En los últimos años, sin acercarse al nivel de los mencionados, han aparecido proyectos como The Good, the Bad & the Queen, The Raconteurs o The Last Shadow Puppets.

Them Crooked Vultures, precedido de la fama que arrastraban sus tres integrantes, ha levantado una polvareda considerable con la publicación el pasado martes de su primer trabajo, un álbum de sonidos contundentes, melodías barrocas y gran riqueza instrumental.

Se aprecia que, de los tres músicos implicados en la creación de "Them crooked vultures" (Sony), la mayor parte del protagonismo ha recaído sobre Josh Homme, el guitarrista de Queens of the Stone Age cuyo heterodoxo estilo musical se impone a la dureza punk de Grohl y a las tendencias bluesrockeras de Jones.

La unión de tres potenciales miembros del estadounidense Rock & Roll Hall of Fame permitiría imaginar una apuesta más arriesgada, así como una mayor variedad melódica en las trece canciones que incluye "Them crooked vultures", pero el estreno conjunto de Grohl, Jones y Homme tampoco resulta decepcionante.

Son varios los temas apreciables en "Them crooked vultures", caso de la apática y depresiva "No one loves me & neither do I" o la apabullante "New fag", bien acompañadas por el oscuro camino sónico que propone "Dead end friends".

Lejos de moverse al pesado ritmo de los paquidermos, "Elephants" mantiene un estallido permanente desde la primera nota, ofreciendo una estupenda mezcla en la que se degustan toques ambientales y de heavy metal.

Si bien en un principio sorprende y hasta podría considerarse una especie de broma musical, "Interlude with ludes" se descubre como un tema fascinante, hipnótico, escenario de una atmósfera enajenada que bien podría resultar de la fusión entre la música de una serie de los ochenta y la de una película de David Lynch.

"Warsaw or the first breath you take after you give up" y "Spinning in a daffodils" completan las composiciones más llamativas de "Them crooked vultures".

Los supergrupos, a lo largo de la historia, no han gozado de una larga continuidad. Sólo el tiempo permitirá saber si Them Crooked Vultures se queda, o no, en flor de un día, pero su primera apuesta artística anima seguir unos pasos que, de momento, se encaminan hacia un segundo disco que vería la luz en mayo de 2010.

Más noticias en Política y Sociedad