Público
Público

El enviado de la ONU llega a Zimbabue para ayudar en las elecciones presidenciales

EFE

El Secretario General adjunto de la ONU para Asuntos Políticos de África, Haile Menkerios, llegó hoy a Zimbabue para reunirse con los candidatos y otros funcionarios de los dos partidos que participarán en la segunda ronda de las elecciones presidenciales el próximo día 27.

Menkerios, quien permanecerá en el país hasta el viernes, se reunirá primero con el presidente zimbabuense y candidato de la gubernamental Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (ZANU-PF), Robert Mugabe, y luego con su rival, Morgan Tsvangirai, del Movimiento para el Cambio Democrático (MDC).

La visita de Menkerios se produce después de que el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, conversara con Mugabe, en ocasión de la reciente reunión de la FAO en Roma, y le solicitara recibir a su enviado para evaluar sobre el terreno la violencia política y cómo la organización internacional puede ayudar a Zimbabue.

Se espera que durante sus conversaciones con Mugabe, Menkerios abordará asimismo el deterioro de la situación humanitaria en el país después de que el jefe de Estado zimbabuense suspendiera el pasado día 6 las operaciones de todas las organizaciones defensoras de los derechos humanos y de asistencia de emergencia.

"Estamos revisando algunas organizaciones no gubernamentales vinculadas a asuntos de la política nacional y que pretenden camuflarse como organizaciones que proporcionan comida a la gente", dijo en aquella ocasión a Efe el viceministro de Información zimbabuense, Bright Matonga.

Mugabe, por su parte, acusó a las ONG de favorecer y promover al MDC y a Tsvangirai, pero las agencias humanitarias han rechazado tajantemente las aseveraciones del mandatario.

El portavoz oficial del MDC, Nelson Chamisa, dijo que Menkerios será informado por Tsvangirai acerca de la oleada de violencia e intimidación política desatada por la ZANU-PF, que ha dejado, al menos, 66 muertos entre los seguidores del partido opositor, cientos de heridos y miles de desplazados de sus lugares de origen.

En un informe publicado la semana pasada, la organización pro derechos humanos, Human Rights Watch (HRW) denunció que "los crecientes niveles de violencia política han acabado con cualquier esperanza de que puedan desarrollarse unas elecciones libres y justas en Zimbabue".

"Los zimbabuense no podrán votar libremente si temen que ello puede acabar con su vida", añade HRW, que indica haber constatado "numerosos incidentes con secuestros, palizas, torturas y matanzas llevadas a cabo por los funcionarios y seguidores del partido en el poder" contra los seguidores de la oposición.

Mugabe amenazó el domingo pasado con arrestar a los líderes del MDC de ser "los causantes de la violencia política" en que está inmersa el país.

"Les acusamos de provocar actos de violencia y les advertimos que no vacilaremos en arrestarlos a plena luz del día", dijo Mugabe, cuya retórica se ha tornado más militante a medida que se acerca el 27 de junio.

Más noticias de Política y Sociedad