Público
Público

"El equipo es de los jugadores, el técnico no es el Rey Sol"

El otro Pellegrini. En Bolonia dejó dos Copas de Europa; en Moscú, otro par y cuatro ligas para el CSKA

NOELIA ROMÁN

Acude a Barcelona EttoreMessina (Catania, Italia, 1959) para impartir, junto a Aíto García Reneses, un clínic del Euroleague Institut y nadie duda del magisterio del italiano a la hora de fabricar campeones de Europa. Él quería entrenar en España, el Barça lo dejó pasar y el Madrid de Florentino le ofreció un reto tremendo: recuperar su añeja gloria continental.

¿El Madrid es...?

Impresionante; por el tamaño, la gran presión mediática, los muchísimos aficionados. Para mí, es una experiencia nueva trabajar en un club que prioriza el fútbol.

Tanto, que le presentaron en el Bernabéu...

Y fue un momento muy emotivo. He vivido experiencias importantes, pero esto es algo más: el estadio, la presencia de todos los veteranos del baloncesto, de Di Stefano... Son cosas que te tocan mucho.

¿Qué le estimuló del proyecto?

La actitud del presidente: reconoce que el baloncesto tiene que tener un papel importante. No es casualidad que su primera salida oficial fuese en Vistalegre. Quiere que la sección tenga opciones de volver a la Final Four. Esperamos estar a la altura.

¿Esa ha sido la exigencia?

Sí, que prepare el equipo para que sea competitivo para llegar a la Final Four. Si no fuese así, no habría habido cambios. El club está convencido de que se puede mejorar el equipo para que la afición sienta que puede ser competitivo frente a cualquiera. Eso no significa ganar; decir eso sería una tontería, pero sí saber que, cuando salgamos a la pista, tendremos opciones. No se puede saltar a cancha pensando: "Contra estos no podemos ganar".

¿Usted también priorizala Euroliga frente a la ACB?

No lo diría así, pero llegar a la Final Four sería muy importante y especial. El Madrid no la juega desde hace casi 15 años y la ilusión colectiva es muy grande. Pero ganar la Liga también es muy importante.

¿Qué exigió usted para aceptar el proyecto?

La clave era el mánager: no podría trabajar con alguien con quien no me sintiese cómodo. Maceiras tiene experiencia y sabe cómo negociar.

¿Cómo explica una sequía europea tan larga?

No lo sé. Prefiero quedarme con lo positivo y, en los últimos años, el equipo ha jugado con actitud, con corazón y ha competido, pese a que, en mi opinión, en algunos momentos, era inferior física y técnicamente. Debemos conservar eso, subiendo el nivel atlético: para la Euroliga, el Madrid era un equipo pequeñito en todas las posiciones. Necesitamos más altura y, si podemos, mejorar técnicamente.

¿Ha encontrado una plantilla desequilibrada?

Prefiero no opinar al respecto, pero, como técnico de otro equipo, noté la falta de calidad física. Todas las posiciones se pueden mejorar un poco.

¿La de pívot en especial?

Podemos mejorar la química. Es difícil evaluar un equipo por grupos: los altos, los pequeños Hay que conseguir un equilibrio por encima de posiciones. Velikovic, con su habilidad no sólo anotadora y reboteadora sino de leer el juego y pasar, nos puede ayudar a aunar el perímetro y los interiores. Es lo que pido a un cuatro: el jugador de poste alto, con su habilidad de pase, es el segundo base del equipo. Smodis es muy bueno en eso.

¿Y sus premisas de juego?

Que el equipo tenga una buena actitud en defensa. Luego, puede correr o jugar despacio; un buen equipo sabe jugar de las dos maneras. Si te pones nervioso porque el otro no juega como tú quieres, malo.

El técnico del Barça dice que le harán mejor equipo que a Plaza...

Le preguntaría el porqué de esa afirmación. El equipo no se hace para el entrenador: no es el Rey Sol al que hay que satisfacer; es de los jugadores y, en segundo lugar, de los aficionados. Y entiendo que los jugadores lo deben cuidar como cuidan su casa. Además, el equipo puede ser muy bueno y yo no hacer un buen trabajo.

¿Considera adecuado el presupuesto que tendrá?

Al principio de curso, nunca hablo de presupuesto: todos salen para ganar, aunque objetivamente algunos sean más débiles y otros más fuertes. Es después, al analizar el año, cuando ves si has logrado o no los objetivos que te habías marcado respecto al presupuesto que tenías. Nunca he utilizado ese recurso: cuando juegas, juegas. Si conduces el autocar, estás contento con el autocar; si no, te largas a casa. No puedes hacerlo y decir: "Me habría gustado mucho más este cabriolet". Si tengo un autocar y tú un spider, intento hacer algo para empujarte y llegar primero.

Pascual afirma que el Barça es ahora la referencia. ¿Lo comparte?

Lo respeto, pero yo siempre tengo miedo de todos los equipos. Reconozco que es una limitación, pero cualquier equipo contra el que juego me parece los Lakers. Y ellos, como campeones, son los Lakers por partida doble.

El año pasado se les colgó la etiqueta de la mejor plantilla. ¿Lo cree?

En este deporte, es difícil decir esta es la mejor plantilla. No tiene sentido. Lo tiene mucho más decir que este es un equipo entre los mejores y el Barça, por supuesto, lo es. Quien gana la última competición siempre es el mejor.

¿El baloncesto españoles el mejor de Europa?

Claro; sólo hay que ver a la selección. Aunque la dificultad de la ACB afecta a la frescura de sus equipos en la Euroliga; hay que gastar más energías. Pero Barça y Tau han llegado a la Final Four, cosa más difícil que ganarla. Espero que el Madrid, un día, también.

Más noticias de Política y Sociedad