Público
Público

Eslovaquia suspende a nueve policías por abusos contra niños gitanos

Les obligaron a desnudarse, pegarse y besarse entre ellos. Algún chaval fue incluso mordido por los perros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los abusos cometidos contra seis niños gitanos en una comisaria de Kosice, en el Este de Eslovaquia, ha causado el cese de nueve agentes de los servicios de seguridad del país centroeuropeo.

En unas circunstancias aterradoras y bajo los ladridos de perros agresivos, un grupo de policías obligó el pasado 21 de marzo a varios niños gitanos a desnudarse y pegarse entre ellos, mientras los gendarmes filmaban la escena en sus teléfonos celulares y con cámaras de vídeo.

Los agentes, mientras tanto, amenazan y gritan a los jóvenes, con expresiones como 'panda de gitanos', y les obligan también a besarse. Algunos de los niños fueron incluso mordidos por los perros.

El familiar de uno de los policías filtró la información al diario SME y las imágenes del suceso han sido mostradas en portales de internet. 'He sido informado de que nueve policías han sido suspendidos de sus funciones, mientras que el proceso de expulsión de siete de ellos del cuerpo de Policía está en estudio debido a la infracción del juramento policial', informó el ministro de Interior, Robert Kalinak.

El ministro precisó que varios oficiales perderán su puesto, y que 'entre ellos figura el director de la unidad motorizada rápida y su mano derecha, el director del Departamento de Policía Local, y el director del Departamento de adiestramiento de perros'.

El personal subalterno de aquellos departamentos fue testigo de esos malos tratos perpetrados por sus jefes en la comisaría de policía en el barrio de Lunix IX, donde viven en su mayoría gitanos. 'Han dañado gravemente el buen nombre del cuerpo y han hecho algo que no tiene nada que ver con la ética policial y está en contradicción con el juramento que hicieron', constató el presidente del dirección policial, Jan Packa.

Más noticias en Política y Sociedad