Público
Público

España está a la cabeza del consumo de cocaína y hachís en Europa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

España tiene los índices más elevados de consumo de hachís y cocaína en Europa y es uno de los dos únicos países del occidente del continente donde aumentó la incautación de heroína.

Así consta en el informe anual presentado hoy por la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), el órgano de Naciones Unidas con sede en Viena encargado de velar por el cumplimiento de los tratados internacionales contra las drogas.

En especial, se destaca el aumento en España del consumo de cocaína, que en los últimos años se ha duplicado entre la población en general y se ha cuadruplicado entre los adolescentes.

En España las prevalencia anual de la cocaína pasó del 1,8 por ciento en 1995 al 3 por ciento en 2005, mientras que entre los adolescentes pasó del 1,8 al 7,2 por ciento en el mismo periodo.

Ante ello, la JIFE destaca la puesta en marcha de "un plan de acción encaminado a abordar el aumento del abuso de cocaína en España y alienta a otros Estados de Europa en que se registra una prevalencia elevada a que adopten medidas análogas".

España sigue siendo el país de Europa donde más cocaína se incauta y en 2006 la cantidad confiscada alcanzó las 49,6 toneladas, un 2,56 por ciento más que el año anterior.

Se destaca también el cambio de ruta de los narcotraficantes, que utilizan la costa de África Occidental como escala para introducir la cocaína en Europa vía España y Portugal.

La droga llega a Europa por medios aéreos desde África occidental, a través de lanchas desde el norte, e incluso con submarinos, construidos "utilizando la tecnología más avanzada en materia de ingeniería naval, a fin de poder transportar grandes remesas de cocaína".

En el caso del hachís, al contrario que con la cocaína, el consumo se ha estabilizado al establecerse "entre 2003 (11,3 por ciento) y 2005 (11,2 por ciento)" de prevalencia anual entre jóvenes y adultos.

España sigue siendo el país donde más resina de hachís se decomisa del mundo, aunque "disminuyó un 31 por ciento entre 2005 y 2006 (de 669 toneladas a 459 toneladas)".

La ONU asegura que el descenso de las incautaciones "puede estar vinculado a la disminución de la producción en Marruecos".

Esa tendencia es la general en toda Europa, donde "el uso de cannabis, tras un decenio de aumento constante, parece haberse estabilizado, o incluso haber disminuido, en la mayoría de los países de Europa occidental".

Por otro lado, en España "el número de autos de acusación por posesión y uso de drogas en lugares públicos ha aumentado en forma sostenida desde 1997 y prácticamente se triplicó entre 1996 y 2004".

La JIFE indicó que en 2006 se registraron 218.656 denuncias, en su mayor parte, un 77,32 por ciento, debido a la posesión o uso de cannabis.

Con respecto a la heroína, España es junto con Alemania uno de los dos únicos países europeos donde aumentó la incautación de esa droga, hasta los 471 kilos en 2006, un 170 por ciento más que en 2005.