Público
Público

España convoca al embajador de Venezuela tras la expulsión del eurodiputado Luis Herrero

Herrero denuncia que sufrió situación "parecida a un secuestro"

Venezuela expulsa al eurodiputado del PP Luis

El Ministerio de Exteriores convocará, de forma inmediata, en Madrid al embajador de Venezuela para que explique ante el director general de Iberoamérica el trato recibido por el eurodiputado del PP Luis Herrero, expulsado del país por el Gobierno venezolano .

Fuentes del Ministerio de Exteriores han informado de que, también en breve, se emitirá una "nota de queja" por parte de las autoridades diplomáticas españolas en Caracas ante el Ministerio de Exteriores venezolano.

Luis Herrero, expulsado de Venezuela a instancias del Consejo Nacional Electoral (CNE) tras unas declaraciones en la cadena Globovisión en las que criticaba el horario de cierre de los centros de votación, llegó a Sao Paulo donde ha sido recibido por el vicecónsul de España en esta ciudad.

Sin embargo, ante las denuncias emitidas hoy por el PP en las que aludía al "deficiente" amparo que, hasta ahora, las autoridades diplomáticas y consulares españolas en Venezuela habían dispensado al eurodiputado del PP, Exteriores ha asegurado que el propio Luis Herrero ha llamado telefónicamente al Ministerio para "agradecer en persona" el trato recibido, tanto en Venezuela como en Brasil.

Asimismo, desde Exteriores se ha informado de que el ministro Miguel Ángel Moratinos ha seguido toda la noche el caso interesándose y haciendo las gestiones oportunas.

"En una operación de secuestro, lo sacaron, lo retiraron a rastras, sin permitirle recoger sus cosas y el pasaporte". Así define la expulsión de Herrero el presidente del Comité de Organización Política Electoral Independiente (COPEI), Luis Ignacio Planas: La oposición venezolana ha denunciado la intervención de la Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención venezolana (DISIP).

También el alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, ha calificado de desproporcionada la medida del Gobierno, aunque no se siente sorprendido ante tal decisión. "Nos parece una desproporción más del Gobierno, que va a crearle problemas al país en el exterior, porque estamos hablando de un eurodiputado", declaró en comentarios recogidos por la cadena Unión Radio.

El eurodiputado del Partido Popular, Carlos Iturgáiz, por su parte, se mostró "consternado y perplejo" por lo acontecido en Caracas, a lo que añadió, horas antes de que el Gobierno venezolano confirmara que Luis Herrero iba rumbo a Brasil, que "Ojalá Chávez diga que no tiene nada que ver con esta situación, pero la verdad y la realidad es que Luis Herrero ha desaparecido, se lo han llevado y no sabemos donde está nuestro compañero".

El propio Herrero ha denunciado que vivió una situación "parecida a un secuestro", por parte de policías venezolanos que le llevaron sin explicaciones hasta un avión.

"Estaba tomando un café en el hotel, cuando llegó una persona vestida de paisano que se identificó como policía y dijo que debía esperar un mensaje que enviarían para mi", dijo Herrero, quien tenía previsto participar como observador en el referendo venezolano de mañana, domingo.

Tiempo después, narró que llegó otra persona que se identificó como representante de la Cancillería junto a "seis u ocho policías", que lo "levantaron en volandas" y lo metieron a la fuerza "dentro de una furgoneta", que partió sin que nadie le precisara el destino. El vehículo iba franqueado por motoristas y "sólo dijeron que habían recibido órdenes de expulsarme del país", indicó Herrero.

"Mantuve la incertidumbre sobre el destino hasta que al cabo de un rato una de las personas que iba en la furgoneta dijo que me llevaban hacia el aeropuerto", relató.

El vehículo, según Herrero, llegó al aeropuerto de Maiquetía y se dirigió directamente hacia la pista, para detenerse frente a la escalerilla del avión de la compañía brasileña Varig, donde el eurodiputado aclaró que no tenía consigo su pasaporte ni sus pertenencias, que habían quedado en el hotel.

El representante de la Cancillería envío entonces un motorista, que al cabo de una hora regresó con el pasaporte de Herrero.

Durante ese tiempo, el eurodiputado aseguró que fue obligado a permanecer dentro del vehículo, sin que nadie le informase nada sobre su situación ni sobre su destino.

En ese momento, pudo comunicarse telefónicamente con el embajador de España en Venezuela, Dámaso de Lario, quien le dijo que avisaría a las autoridades españolas en São Paulo, en cuyo aeropuerto le recibió el vicecónsul en esa ciudad, Ignacio García.

"No sé si en términos jurídicos, pero en términos coloquiales creo que secuestro es una palabra que se ajusta muy bien a lo que sucedió", declaró a Efe.

Herrero ratificó las críticas que hizo al Gobierno venezolano, que al parecer fueron las que motivaron su expulsión.

Más noticias de Política y Sociedad