Público
Público

España cree que la iniciativa de ley ciudadana "oxigenará" el debate en la UE

EFE

La presidencia española de la UE se ha felicitado hoy por la puesta en marcha de la llamada Iniciativa Ciudadana Europea al considerar que contribuirá a "oxigenar" el debate en la UE y aproximar las instituciones comunitarias a los habitantes de los países miembros.

Así lo ha afirmado el secretario de Estado para la UE, Diego López Garrido, quien ha subrayado que esta fórmula de participación social puede ser un instrumento para ayudar a combatir la abstención en las elecciones al Parlamento Europeo.

"Va a ser un mecanismo que dará energía a muchas discusiones que interesan a la gente", ha opinado López Garrido en declaraciones a Efe-TV.

El reglamento de la iniciativa ciudadana, presentado hoy por la Comisión Europea en Bruselas, habilita a un millón de ciudadanos de nueve países a proponer normativas sobre materias que sean competencia de la UE.

Ese millón de personas deben representar un porcentaje mínimo del 0,2 por ciento de la población total de la UE.

La Comisión Europea no está obligada a convertir en propuestas las iniciativas populares que le lleguen, pero en caso de rechazo, sí tendrá que explicar y argumentar sus razones.

López Garrido ha admitido que existe una "cierta distancia" entre las instituciones de la UE y los ciudadanos que hace que "Europa se vea lejana y distante".

La opción de que personas de distintos países se unan para promover leyes propiciará que la UE "también se construya de abajo a arriba" y de que el debate de preocupaciones nacionales que suele prevalecer en cada país se amplíe a asuntos europeos.

"Europa afecta en las decisiones de nuestra vida cotidiana, por lo que es una paradoja que no tenga una proyección en la opinión publica", ha apuntado.

El secretario de Estado ha hecho hincapié en el empeño que la presidencia española de la UE ha puesto en que este proyecto se ponga en marcha durante este semestre.

Se ha congratulado de que la presentación del reglamento, que debe recibir ahora el visto bueno del Consejo Europeo y de la Eurocámara, haya coincidido con el ecuador del mandato español.

Más noticias de Política y Sociedad