Público
Público

España debe reducir el déficit a través de fuertes recortes del gasto, según el BCE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Banco Central Europeo (BCE) considera que España debe reducir el déficit de las Administraciones Públicas "fundamentalmente a través de fuertes recortes del gasto, particularmente en 2012" y valora "dos leyes que allanan el camino".

En su boletín mensual de junio, publicado hoy, el BCE recordó que según el programa de estabilidad actualizado de 2012, el déficit público debería reducirse hasta el 5,3 % del producto interior bruto (PIB) este año y hasta el 3 % el año que viene.

"Parte de este objetivo debe alcanzarse mediante una combinación de medidas de amplio alcance relacionadas con los ingresos, pero fundamentalmente a través de fuertes recortes del gasto, particularmente en 2012", apostilló el BCE.

El BCE valora que a mediados de abril, "el Gobierno (español) aprobó dos leyes que allanaban el camino para una racionalización sustancial del gasto en sanidad y en educación en los presupuestos de las Comunidades Autónomas".

El BCE señala que "en España, la información más reciente indica que el déficit de las Administraciones Públicas ascendió al 8,9 % del PIB".

Este valor es superior al 8,5 % del PIB notificado a Eurostat en marzo de 2012 y se sitúa considerablemente por encima del objetivo de déficit fijado en la actualización del programa de estabilidad de 2011 (el 6 % del PIB), dijo el BCE.

Añade que "la última revisión se debe a gastos adicionales de las Comunidades Autónomas descubiertos durante una auditoría de facturas impagadas realizada en el contexto de un mecanismo de financiación instaurado para el pago de las facturas pendientes de las administraciones regionales y locales".

Estas Comunidades han realizado ajustes en los presupuestos de 2012 y en mayo presentaron "planes de reequilibrio" para el período 2012-2014.

"La nueva ley de estabilidad presupuestaria española, que establece, entre otras medidas, un seguimiento y control sustancialmente reforzados de los presupuestos de las Comunidades Autónomas, entró en vigor a principios de mayo y es plenamente aplicable en el ejercicio presupuestario actual", dijo el BCE.