Público
Público

España descarta más acciones militares en Libia

Trinidad Jiménez anuncia que lo prioritario es "intensificar la presión política" para acabar con el régimen de Gadafi

PUBLICO.ES / EFE

España dejará Libia. Así lo anuncia la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez que afirma que España no se plantea incrementar sus medios militares en la misión de la OTAN en Libia, ni participar en acciones aéreas de ataque contra las fuerzas de Muamar al Gadafi . Por su parte, la ministra de Defensa, Carme Chacón, ha confirmado que la participación española para mantener la zona de exclusión aérea en Libia se prorrogará dos meses, periodo en el cual, España está dispuesta a asumir acciones humanitarias si lo pide la ONU.

Mientras el gobierno español reclama más presión política, Francia y Gran Bretaña piden más contundencia militar. Jiménez aseguró que lo prioritario es "intensificar la presión política" para derrocar a Gadafi y ayudar a que los rebeldes avancen en el control del territorio libio.

La jefa de la diplomacia española hizo estas declaraciones en una rueda de prensa en Berlín antes de participar en la reunión de ministros de Exteriores de la OTAN para analizar la crisis libia.

El mandato de Naciones Unidas "no permite a la OTAN ir más allá en el uso de la fuerza" A pesar de la fuerza que presta el gobierno español, la OTAN ve necesarios unos quince aviones de combate más y hacer que la misión sea más eficaz. Ante las críticas de algunos aliados, Jiménez admitió su preocupación por una situación que no permita avanzar en la solución del conflicto, pero puntualizó que el mandato de Naciones Unidas "no permite a la OTAN ir más allá en el uso de la fuerza".

La ministra apela a la paciencia para solucionar la situación y recuerda que "Gadafi lleva 42 años en el poder". Jiménez añadió que las operaciones militares "no constituyen en sí mismas la solución al conflicto libio" y que ésta pasaría por una salida política.

Por ello, destacó la importancia de aumentar la presión internacional para que "le quede claro a Gadafi que está aislado internacionalmente" y que debe dejar el poder para dar paso a un proceso de transición democrática que mantenga a Libia unida.

"Gadafi no puede ser parte de la solución", concluyó la ministra, quien reiteró que el Gobierno español va a estudiar cuál es "la solución jurídica más adecuada" para acceder a este dinero, que en su mayor parte procede de las operaciones de empresas con el régimen de Gadafi depositadas en el Aresbank.

A la espera de contar con estos fondos, la titular de Exteriores subrayó el compromiso de España en seguir prestando ayuda humanitaria, que hasta ahora se ha cifrado en cinco millones de euros.

La misión inicial para los cazas F-18 españoles era de treinta días ampliada ahora a dos meses más. El Consejo de Ministros aprobará mañana la petición, tal y como ha confirmado la ministra de Defensa, Carme Chacón, en la videoconferencia desde el Ministerio de Defensa con los responsables de las unidades españolas en las misiones de mantenimiento de exclusión del tráfico aéreo y embargo de armas en Libia. 

Más noticias de Política y Sociedad