Público
Público

España dice que Alemania descartó origen español de brote E.coli

Reuters

Por Emma Pinedo

Los pepinos y el resto de los productoshortofrutícolas españoles son seguros para el consumo y no sonlos responsables de un brote de una virulenta forma de labacteria E. coli que ya causó 15 muertes en Alemania, confirmóel martes la ministra de Agricultura española.

Rosa Aguilar dijo que fueron las propias autoridadesalemanas las que desvincularon a los productos españoles delcaso.

"La propia senadora viene a dar la razón a España. En estemomento, ha quedado claro que nuestros pepinos no sonresponsables de la situación que se está dando", dijo laministra en declaraciones a Radio Nacional.

Aguilar se encuentra en Hungría, donde asistió a la cumbrede ministros de Agricultura de la UE, que ha abordado unasituación cuyo costo para el sector agrícola español estácifrado en 200 millones de euros semanales y que podría causarla pérdida de 70.000 empleos, según el sindicato ComisionesObreras.

"Espero que de manera inmediata se reactiven los mercadosque ya bastante ha pagado indebidamente el sector productorespañol y ya tendremos tiempo de reclamar que se resarzandaños", agregó la ministra.

La bacteria E. coli fue detectada en pepinos importadosdesde España, pero no estaba claro dónde se contaminaron. Lasautoridades alemanas, citadas por la ministra Aguilar, parecenhaber descartado que el problema sean las verduras españolas.

Funcionarios sanitarios alemanes pidieron que se eviteconsumir pepinos, tomates y lechuga y algunos de estosproductos han sido retirados de las estanterías de las tiendas,lo que ha llevado a otros países a dejar de importar productosespañoles.

"Cada día estamos tirando cientos de toneladas que tendránque ser compensadas de alguna manera", dijo en una rueda deprensa Jorge Brotons, presidente de la FEPEX (FederaciónEspañola de Asociaciones de Productores Exportadores de Frutas,Hortalizas, Flores y Plantas).

El cierre de fronteras a los productos españoles estáempezando a causar estragos en un sector de bienes perecederosdonde el tiempo va en contra de los productores.

"Prácticamente (está afectando) a toda Europa. Esto estácreando un efecto dominó que está afectando a todos losproductos, a todas las frutas y hortalizas. Todos los paísesandan con reticencias de comprar producto español", explicóBrotons.

Los exportadores estiman que unas 150.000 toneladas deproductos a la semana se están quedando en los almacenes o sinrecolectar, lo que podría repercutir en los precios.

PRIMER CASO EN ESPAÑA

El brote, que en Alemania causó la muerte de 15 personas yenfermó gravemente a más de 300, se ha extendido a otros paísesdel norte de Europa, y el martes se anunció el primer casosospechoso en España.

Un hombre de 43 años permanecía internado en San Sebastiánpor lo que parecía ser un caso "altamente sospechoso" deinfección con la virulenta cepa de E. coli, según confirmó elviceconsejero de Sanidad, Jesús María Fernández.

El paciente, que se encuentra grave aunque estable, habíarealizado recientemente un viaje a Hamburgo.

En tanto, las quejas del campo español, que depende en granmedida de las exportaciones a países del norte de Europa,llegaron al presidente del Gobierno, José Luis RodríguezZapatero.

El sector agrícola pidió que Zapatero ayude a limpiar laimagen de los productos españoles y evite que se produzcanmiles de despidos en las próximas semanas.

Más noticias de Política y Sociedad