Público
Público

España empieza a negociar hoy con Bruselas el rescate

El Gobierno pedirá formalmente la ayuda a la banca. El memorándum con las condiciones no se conocerá hasta el próximo 9 de julio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

España dará hoy los primeros pasos para recibir el rescate de la banca. El Gobierno de Mariano Rajoy lo solicitará de manera formal por carta a los socios de la Unión Europea. A partir de ese momento se iniciarán las negociaciones sobre los términos de la ayuda. Eso sí, no antes de que los inspectores de la Comisión Europea, junto a los del Banco Central Europeo y del Fondo Monetario Internacional, viajen a España para realizar su propia evaluación del sistema bancario.

El memorándum con los requisitos, al igual que el montante final del rescate, no se conocerá hasta el próximo Eurogrupo del 9 de julio, según han explicado tanto el ministro de Economía español, Luis de Guindos, como el vicepresidente de la Comisión y responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn, quien se ha mostrado satisfecho' por la 'hoja de ruta' acordada.

Este memorándum incluirá también las condiciones en materia de plazos, carencia y tipos de interés. 'Son plazos largos, que van mucho más allá de los 15 años, con periodos de gracia que están entre 5 y 10 años y tipos de interés que están en el entorno del 3% y 4%. Es lo que hay actualmente y yo creo que sobre esos parámetros se moverá la definición de las características del préstamo que se hace a España', señaló el ministro.

El margen de negociación que hay sobre la mesa no es muy amplio

El margen de negociación que hay sobre la mesa no es muy amplio, habida cuenta de que la línea de financiación que se ha puesto a disposición de la banca española por importe de hasta 100.000 millones de euros será distribuida por el Estado a través del FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria). Según el análisis de dos consultoras externas, el sector bancario español necesitaría un máximo de 62.000 millones de euros en capital adicional.

Fuentes de la UE han explicado que buscarán minimizar el impacto del rescate con varias posibles medidas. Una de ellas es alargar el plazo del préstamo para que el impacto en el aumento de la deuda se diluya. Asimismo, la UE también apuesta por que la cantidad prestada no sea considerada como una deuda 'preferente', ya que ello implicaría que el Estado debería atender su pago antes que el resto de la deuda pública que coloca en los mercados.

El Gobierno dice que seguirá batallando por una recapitalización directa a la banca

Para ello, los recursos deberían proceder del Fondo Europeo de Estabilidad (FEEF), porque no tienen esta condición de preferencia. Sin embargo, si los fondos procedieran del MEDE (el Mecanismo Europeo de Estabilidad), que aún no está en marcha a falta de que lo ratifiquen los parlamentos de algunos Estados, sí tendría este carácter de deuda senior.

El Gobierno dice que seguirá batallando por una recapitalización directa a la banca, para evitar que aumente la deuda pública. En esa batalla cuenta con el apoyo de, entre otros, el FMI y la Comisión Europea, pero tropieza con el 'no' de Alemania, cuya canciller, Angela Merkel, lo reiteró en la minicumbre en Roma con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el jefe de Estado francés, François Hollande, y el primer ministro italiano, Mario Monti.

En la cita, los cuatro dirigentes pactaron presentar a sus colegas en Bruselas el jueves y viernes próximos, una cumbre que se antoja clave para el euro, un plan para el crecimiento por valor de unos 130.000 millones de euros. No dieron detalles de cómo se iba a financiar ese plan de estímulo, similar a la propuesta lanzada hace unos días por Hollande, quien en su campaña por el Elíseo condicionó su apoyo al pacto de austeridad fiscal a medidas para fomentar el crecimiento.