Público
Público

España ocupa el noveno puesto en Europa en número de enfermos de tuberculosis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

España ocupa el noveno puesto en Europa en las tasas de tuberculosis (TB), con 18,3 enfermos por cada 100.000 habitantes y con entre 10.000 y 12.000 nuevos casos anuales, informó hoy el doctor Julio Ancochea, presidente de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ).

Ancochea definió la TB como "la enfermedad de la injusticia" y sostuvo que mejorar las condiciones socio-económicas de la población inmigrante es un factor esencial para ganarle la batalla.

En el Día Mundial contra la Tuberculosis, recordó que es la patología más antigua y la que más muertos ha causado a la humanidad.

La Separ ofrece datos de un informe emitido por el European Centre for Disease Prevention and Control de la Unión Europea, según el cual España presenta 18,3 supuestos por cada 100.000 habitantes.

Con esta tasa, se sitúa en noveno lugar tras Rumanía (126,9), Lituania (75,1), Letonia (58), Bulgaria (42), Estonia (34), Portugal (32,4), Polonia (22,5) y Hungría (18,8).

El Centro Nacional de Epidemiología precisa en sus informes que en 2007 se produjeron 5.795 casos de tuberculosis en España, 56 menos que en 2006.

Sin embargo, se estima que una tercera parte de los supuestos no se notifican a pesar de tratarse de una enfermedad de declaración obligatoria nominal (EDO) por lo que estas cifras son "necesariamente más elevadas".

Según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) pertenecientes a ese mismo año, la TB afecta a 25 de cada 100.000 residentes en España. En Barcelona, la cifra se eleva a 30.

Por comunidades y según los datos provisionales del Centro Nacional de Epidemiología, en 2007 Cataluña encabeza la lista de casos detectados de tuberculosis (1.343), seguida de cerca por Andalucía (916), Madrid (783) y Valencia (580).

En cambio, en proporción al número de habitantes, Ceuta -55,90 casos por 100.000 habitantes- y Melilla (20,78) se sitúan en primer lugar, y Aragón (20,15) y Cataluña (19,09) en tercer y cuarto, respectivamente.

El presidente de la Separ indicó que España está experimentando un gran cambio demográfico debido a la llegada masiva de personas procedentes de países en vías de desarrollo.

Ancochea agregó que en pocos años se han establecido en España más de cuatro millones de personas originarias de zonas con elevada prevalencia de tuberculosis.

El doctor José Gallardo, neumólogo especialista en TB y miembro de Separ, afirmó que en áreas españolas con elevada inmigración se aprecian porcentajes comprendidos entre el 30 y el 50 por ciento de enfermos inmigrantes, similares a los constatados en Estados Unidos y diversos países de la Europa occidental.

Las grandes ciudades concentran la mayoría de convalecientes, por lo que Gallardo consideró que se debería dar prioridad a los programas de control en las urbes más pobladas.

Destacó que "un nuevo desafío" en el control de la TB, que se añade a los ya clásicos de mejorar el cumplimiento del tratamiento, es la resistencia de la patología a los fármacos.

El experto explicó que las resistencias aparecen cuando no se sigue correctamente el tratamiento o cuando éste está mal indicado, y precisó que en España, en los últimos años, se han detectado cepas importadas por viajeros, cooperantes e inmigrantes procedentes sobre todo de Europa del Este, Asia y Latinoamérica.