Público
Público

España fue el segundo país receptor de los fondos agrícolas de la UE en 2008

EFE

España continuó siendo el segundo país que más fondos agrícolas y pesqueros recibió de la UE en 2008, con 7.083 millones de euros ó el 13,2% del total para esos sectores, un importe sólo superado por Francia, según el informe sobre el presupuesto comunitario difundido hoy por la Comisión Europea (CE).

En 2008, la política agrícola se situó en el primer lugar en cuanto a la distribución del dinero por áreas de gasto, con el 47% de los fondos.

El capítulo "gestión y conservación de recursos naturales" supuso un desembolso de un total de 56.768 millones de euros de la UE, de los que 40.488,7 fueron para ayudas directas de la Política Agrícola Común (PAC).

Otra parte, 14.631,7 millones, fueron a parar a medidas para el desarrollo rural -cofinanciadas por los países-; unos 912 millones se gastaron en el sector pesquero.

Por países, Francia fue el que más fondos percibió dentro del apartado de agricultura y pesca, con 10.014 millones de euros (19,2% del total); seguido por España; Alemania, con 6.606,4 millones (12,7%); Italia, con 5.410 millones (10.4%) y el Reino Unido, con 3.803,9 millones de euros (7,3%).

Dentro del presupuesto general, España recibió el año pasado 12.093,8 millones de euros de las arcas comunitarias, el 11,5% del total distribuido entre los Veintisiete, cantidad sólo superada por Francia, que obtuvo 13,721,8 millones (el 13,1% del total).

Tras situarse en 2003, 2004 y 2005 como el primer receptor de fondos comunitarios, España ya fue superada en 2006 por Francia, que se mantiene desde entonces a la cabeza de la UE.

Según el informe financiero difundido hoy, la UE invirtió el año pasado más del 90% del dinero disponible (104.962 millones de euros) en los Veintisiete.

Junto a Francia y España, Alemania e Italia fueron los Estados miembros que más dinero recibieron, y entre los cuatro se hicieron con el 45% del total, aunque Bruselas hace hincapié en que el destino de los fondos se va trasladando gradualmente hacia los nuevos Estados miembros.

La Comisión volvió a advertir hoy a los países sobre la pérdida de fondos -al no reclamarlos durante los dos años siguientes tras ser presupuestados-.

El año pasado, los Veintisiete dieron por perdidos definitivamente 267 millones de euros, el 17.6% más que en 2008.

Portugal fue el país que más fondos perdió (71 millones), seguido de Dinamarca (26 millones) y España (25 millones).

Más noticias de Política y Sociedad