Público
Público

España sigue con "Pepu" y estrena uniforme olímpico

EFE

España disputará los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 con el mismo técnico que trazó el camino hacia el oro mundial en Japón 2006 y la plata en el Eurobasket 2007, José Vicente Hernández, que el pasado 2 de mayo anunció su deseo de abandonar el cargo después de la cita en China, lo que abrió la posibilidad de que su salida se adelantase al campeonato pequinés.

Hernández y José Luis Saez, presidente de la Federación Española de Baloncesto (FEB), mantuvieron una reunión antes del acto de presentación de la equipación que España lucirá en los Juegos para abordar la situación. La FEB deseaba tener la seguridad de que la marcha de 'Pepu' no afectará a la preparación del equipo ni a su rendimiento en Pekín y el ex entrenador del Estudiantes saber que sigue contando con el máximo apoyo para llevar a cabo su labor.

Ambas partes encontraron caminos de entendimiento y 'Pepu' Hernández dejará la selección después de los Juegos, donde España volverá a vestir equipaciones de la firma china Li-Ning, que se ha comprometido por otros cuatro años con la Federación Española, con la que también colaborará en otras actividades.

Los uniformes de España han cambiado el diseño respecto al Eurobasket 2007 y rinden tributo a los jugadores que durante el ciclo olímpico que ahora acaba han conseguido veinte medallas, en todas las categorías tanto masculinas como femeninas, cuyos nombres figuran impresos en la espalda de las camisetas.

Saez anunció la renovación del acuerdo con la firma china y también el suscrito con la marca de balones Molten, que se extiende hasta 2016, antes de pronunciarse sobre el asunto del seleccionador, que compareció junto con el presidente en la presentación de los uniformes, exhibidos en la antigua fábrica de cervezas Mahou-San Miguel, a la que asistió el secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky.

Lissavetzky eludió comentar abiertamente cualquier cuestión relativa a la posición del seleccionador, pero señaló que "cuando se habla de baloncesto da la impresión de que casi todo está dicho, aunque hay un contrato psicológico entre la sociedad y la selección de baloncesto".

"Ha habido muy buenos resultados y la sociedad tiene la percepción de que el baloncesto es algo muy cercano. Ese contrato psicológico sigue vigente. Ahora hay un desafío, que es obtener un buen resultado en los Pekín", añadió el secretario de Estado.

'Pepu' Hernández, que no había hecho manifestación alguna desde el día que anunció su decisión al presidente de la FEB, habló sin rodeos de todo lo que se le preguntó: "No considero que esté cerrado o abierto -el supuesto de que deje la selección antes de los Juegos en contra de lo anunciado-. Yo sólo pienso en hacer mi trabajo y nada más, poner todo de mi parte para las aspiraciones de un gran equipo que son los jugadores, la Federación, los técnicos, los medios y los aficionados".

"Ha habido malas interpretaciones. Reconozco que me ha dolido que se haya podido dudar de mi profesionalidad y de mi honradez. No me lo merezco", reconoció el técnico, a quien se le ha atribuido un acuerdo formal con un club a partir de la temporada que viene.

Hernández insistió en que "lo importante es que nada afecte al equipo ni a su preparación, que se preste atención a cualquier problema personal, físico o deportivo que le pueda surgir a los jugadores, que España sea el equipo mejor preparado y compensado en Pekín".

"Cuando tomé la decisión quise comunicarla lo antes posible. Se creó cierta confusión, pero no me arrepiento de nada. Las cosas, a partir de ahí, se han hecho bien. Yo entendería incluso que, si la Federación puede fichar a un entrenador en junio que no podría fichar en septiembre, lo haga sin problemas. Por mi parte tendría toda la colaboración, podría venir a ver los entrenamientos, a familiarizarse con el equipo, a lo que fuera necesario para ayudar", afirmó el madrileño.

José Luis Saez descartó este supuesto de plano -el de contratar a un nuevo seleccionador antes de que se marche Hernández- y aseguró a EFE que "no habrá otro técnico hasta 2009".

"Cuando hay diálogo hay entendimiento. Además, la selección española está por encima de cualquier situación. Luchamos para que haya un buen ambiente dentro del equipo porque un equipo con mal ambiente no consigue buenos resultados", dijo el directivo.

Saez puntualizó que "no hay duda alguna sobre la profesionalidad y la honradez -del técnico- y sólo se ha comentado cómo podía ser la situación -para el equipo- en un caso así".

Más noticias de Política y Sociedad