Público
Público

España y Brasil buscan una salida a la crisis

Los departamentos de Exteriores de ambos países acuerdan una reunión para el próximo martes en Madrid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los gobiernos de España y Brasil han acordado reunirse el próximo martes en Madrid para solucionar su crisis diplomática por las deportaciones mutuas. España repatrió en 2007 a cerca de 3.000 ciudadanos brasileños desde los aeropuertos españoles y Brasil respondió con un endurecimiento de las aduanas para los turistas españoles. El país suramericano acusó a España de discriminar a sus ciudadanos y como reproche ha devuelto a decenas de turistas de vuelta en las últimas semanas.

La crisis fue desatada por las denuncias de varios jóvenes profesionales brasileños repatriados sin aparente lógica. Dos de ellos, Patricia Rangel y Pedro Luiz Lima, acudieron al aeropuerto de Barajas después de dar unas conferencias en Lisboa, Portugal. La policía de Extranjería española impidió su entrada y a su vuelta a Brasil denunciaron discriminación. Su ejemplo fue seguido por otros ciudadanos brasileños que consideraron injusta su repatriación.

Requisitos

Las autoridades españolas han negado en todo momento que se estuvieran devolviendo a los ciudadanos por este motivo. El ministerio de Exteriores remitió sus explicaciones a los requisitos necesarios para entrar en España.

El embajador español en Brasil, Ricardo Peidró, se vio obligado a comparecer en el parlamento brasileño para defender a España de las acusaciones de maltrato en los aeropuertos. Aseguró que sólo se había devuelto a los que no cumplían con los documentos o no disponían de garantía económica.Medidos por el mismo rasero fueron devueltos a España varios viajeros españoles que no tenían un hotel contratado o no diponían del dinero en efectivo exigido.

La reunión se producirá en el Palacio de Santa Cruz en Madrid después de que el ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, y su homólogo de Brasil, Celso Amorín, lo acordaran antes de Semana Santa y de que el presidente de Brasil, Luiz Ignacio Lula da Silva lo exigiese públicamente. A la reunión asistirán miembros del departamento de Moratinos, de Interior y Trabajo.