Público
Público

Los españoles quieren ampliar la ley del aborto

El Publiscopio indica que un 59,2% de población apoya reformar la normativa sobre interrupción voluntaria del embarazo. Casi la mitad desaprueba la campaña antiabortista de los obispos

 

PÚBLICO

La actual ley del aborto ha cumplido casi un cuarto de siglo y los españoles quieren que se renueve. El Publiscopio realizado a finales de marzo muestra que un 59,2% de los encuestados es partidario de reformar la ley, en línea con las intenciones manifestadas por el Gobierno socialista.

Un 40,9% de los participantes está además a favor de que la interrupción voluntaria del embarazo quede a la libre decisión de cada mujer, es decir, que ellas puedan abortar libremente, si desean hacerlo. Es justo lo contrario de lo que ocurre ahora, ya que la ley vigente obliga a que exista un dictamen médico que acredite alguno de los tres supuestos que autoriza.

A estas cifras hay que sumar un 18,9% de encuestados partidario de que se amplíe la posibilidad de abortar legalmente. Por el contrario, un 23,5% prefiere que se mantenga la legislación tal y como está. Además hay un 11,2% que pide prohibir y penalizar las interrupciones voluntarias del embarazo. Los que piden esto son una minoría muy exigua en todas las franjas de edad, por ejemplo, son sólo un 21% entre los mayores de 60 años, que son los que en mayor proporción reclaman la prohibición del aborto. Entre los de 18 a 44 años, el dato baja al 7%.

Es precisamente en la franja más joven de edad de 18 a 29 años donde hay una amplia mayoría que pide cambios en la actual legislación. Entre los que tienen entre 30 y 59 años el cambio ronda el 60%.

Estas cifras se incrementan entre los encuestados que votan al PSOE, que de forma mayoritaria, un 75%, apuestan por una reforma legislativa. Todo lo contrario ocurre con los del PP, entre los que un 37% quiere que siga vigente la actual ley, cuatro puntos porcentuales más de los que se muestran a favor de un cambio normativo.

 

Entre los que se declaran católicos practicantes, un 23% quiere que la interrupción voluntaria del embarazo sea una decisión libre de la mujer, mientras que entre los no practicantes, la cifra sube al 47%; y entre los ateos y no creyentes, hasta el 52%.

A los entrevistados también se les preguntó su opinión acerca de la campaña de la Iglesia católica contra la reforma de la ley del aborto. A casi la mitad (48,9%) les parece "mal" o "muy mal" y un 15,5% opina que es "regular". Por contra, un 26,8% cree que la publicidad está "bien" o "muy bien".

Por franjas de edad, son los entrevistados que tienen entre 45 y 59 años los que muestran un mayor rechazo a la campaña (un 58% la considera "mal" o "muy mal"). El dato desciende al 53% entre los que tienen entre 30 y 44 años, y al 51% en la franja más joven de 18 a 29 años. Sólo entre los que tienen 60 años o más la cifra baja de la mitad (36%).

El rechazo a la publicidad de los obispos se incrementa entre los que se declaran votantes del PSOE (67%). En cambio, entre los que dicen apoyar al PP, la cifra da un giro de 180 grados: un 59% cree que la campaña está "bien" o "muy bien". Opinan lo mismo cinco de cada diez católicos practicantes, aunque entre los no practicantes, más de la mitad (un 53%) la rechaza. Entre los ateos y no creyentes el rechazo sube al 77%.