Público
Público

Los españoles supervivientes del naufragio en el Mar Rojo esperan volar a El Cairo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los doce españoles supervivientes del naufragio ayer de un barco de submarinismo en las costas egipcias del Mar Rojo, en el que desaparecieron dos españoles, están hoy a la espera de terminar los últimos trámites burocráticos antes de volar a El Cairo.

La mayoría ha tomado pastillas para conciliar el sueño, unos han logrado dormir del tirón, otros apenas han pegado ojo y alguien asegura haber tenido pesadillas.

Luis Miró y otro de los supervivientes, que sólo quiso identificarse con sus iniciales, A.D., todavía cojean por los golpes sufridos durante el hundimiento del barco.

A.D. muestra uno de sus dedos del pie amoratados y asegura que cree que lo tiene roto.

Mientras hoy terminan los papeleos, continúan las operaciones para localizar los cuerpos de Israel Pérez y Maria Lourdes González que ayer desaparecieron al hundirse el barco cerca de la costa de esta población turística del sur de la península del Sinaí.

Las labores se complican porque, según se cree, los cuerpos de los dos turistas de Valencia, que practicaban el submarinismo, se encuentran dentro del barco, a centenares de metros de profundidad.

Algunos de los supervivientes de la tragedia relataron esta mañana que anoche fueron a reconocer algunas maletas encontradas por los equipos de rescate, pero aseguraron que eran cosas sin importancia.

Jorge Sánchez insiste en negar la primera versión dada a conocer por autoridades egipcias y que apuntaban a que el oleaje y el viento podían haber sido los causantes del hundimiento.

"No había ni olas, ni viento", sentencia Jorge Sánchez, aportando una versión que todos corroboran.

Todavía no saben qué va a pasar con el seguro o quién es el responsable último de lo que ha ocurrido, teniendo en cuenta las contrataciones originales y las sucesivas subcontrataciones.

Once de los submarinistas se conocían a través del club de buceo de Javea Dolphins. Se pusieron en contacto con la empresa Turing Buceo de Granada, que fue la encargada de organizarles el viaje. A esta empresa también habían acudido, por separado, Gorka Rotaeche y una pareja de catalanes que prefiere no identificarse.

Según los mismos miembros del grupo de turistas, Turing Buceo contrató en Egipto, a su vez, los servicios de Hallo Travel, y aquí se pierde la pista. El responsable de esta empresa, contactado por Efe, asegura no saber a qué club de buceo pertenecía el barco hundido.

Hoy, todavía tienen que terminar algunas gestiones en Sharm el Sheij ayudados por Yaser Mowad, que actúa como delegado de la embajada en esta ciudad turística de la costa del mar Rojo egipcio, en la península del Sinaí.

Mientras tanto, en El Cairo, la embajada les gestiona unos pasaportes de emergencia para poder sacarlos del país, ya que con el barco se hundieron todos sus equipajes.

Esperan llegar a la capital egipcia la madrugada del sábado y poder regresar a España el mismo sábado o el domingo, aunque comentan que aún no saben la fecha.

Más noticias en Política y Sociedad