Público
Público

Esperanza Aguirre cambia el Gobierno de la Comunidad de Madrid

EFE

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, anunciará mañana una remodelación del Gobierno regional de la Comunidad de Madrid que incluye la supresión de tres consejerías.

Con esta remodelación que será explicada mañana en una declaración institucional por la propia presidenta, el Gobierno de la Comunidad de Madrid contará con 12 consejerías, saliendo 5 consejeros y entrando 2 nuevos.

Fuentes del Gobierno regional señalaron esta noche que el motivo de esta remodelación es "adelgazar la administración dentro del plan de austeridad que se ha marcado la presidenta" y que los nuevos consejeros tomarán posesión mañana a las 10 de la mañana.

Los consejeros salientes son el de Economía e Innovación Tecnológica, Fernando Merry del Val, la consejera de Familia y Asuntos Sociales, Vader Gador Ongil, y el vicepresidente segundo y consejero de Justicia y Administraciones Públicas, Alfredo Prada.

Además, abandonan el Gobierno regional madrileño el consejero de Transportes e Infraestructuras, Manuel Lamela, y la consejera de Medio Ambiente y Ordenación del territorio, Beatriz Elorriaga.

Entrarán en el nuevo Gobierno de Madrid Antonio Beteta, hasta ahora portavoz del PP en la Asamblea de Madrid, que será consejero de Economía y Hacienda, y José Ignacio Echeverría que será consejero de Transportes e Infraestructuras.

Las dos vicepresidencias serán reducidas a una al desaparecer la que regentaba Alfredo Prada.

Se fusionarán las consejerías de Economía y Hacienda que pasan a ser una al cargo de Antonio Beteta.

También se fusionan Vivienda, y Ordenación del territorio y Medio Ambiente para ser una al cargo de Ana Isabel Mariño hasta ahora consejera de Vivienda.

La Consejería de Familia y Asuntos Sociales, hasta ahora gestionada por Gadel Ogil, pasará a desempeñarla la ex consejera de Hacienda, Engracia Hidalgo.

La de Transportes, a cargo hasta ahora de Manuel Lamela, la ocupará el nuevo consejero, José Ignacio Echevarría.

La Consejería de Justicia, que deja libre Alfredo Prada, queda encomendada al consejero de Presidencia e Interior Francisco Granados.

Más noticias de Política y Sociedad