Público
Público

Espinosa cree que sería un error abrir la pesquería de la anchoa si no ha habido recuperación

EFE

Las ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, ha asegurado que la postura de España sobre la pesquería de la anchoa será "siempre la de respetar los informes científicos" y ha advertido de que sería "un error" abrirla si éstos indican que la especie no se ha recuperado.

"Llevamos muchos años con la pesquería cerrada. Esto no nos gusta a nadie. Pero si abrimos una pesquería donde no tenemos recursos no vamos a ganar nada. Lo poco que tenemos lo podemos estropear más y tampoco le va a servir como ingresos a los pescadores", ha destacado Espinosa en San Sebastián, un día antes de que la Comisión Europea decida si mantiene o no el cierre.

El dictamen de la CE se basará en los informes del Consejo Internacional para la Exploración del Mar (CIEM), que ya ha desaconsejado la apertura, y del Comité Científico, Técnico y Económico de la Pesca (CCTEP).

La ministra ha señalado que si indican que la biomasa se encuentra por debajo de las recomendaciones (23.500 toneladas) y debe mantenerse el cierre, el Gobierno lo respaldará.

Ha anunciado que lo que sí pedirá el Gobierno es que se "profundice" en los estudios que se llevan a cabo para pode conocer, además de la "radiografía de la biomasa", por qué tras cuatro años de cierre total las condiciones de la pesquería de la anchoa "han mejorado muy poco", especialmente los alevines de la especie.

Espinosa ha recordado que, por ejemplo, el plan de recuperación de la merluza fue efectivo y en algunos casos la biomasa llegó al 30% de los mínimos exigidos.

"La anchoa es la única que después de una paralización total y absoluta no nos da esos datos de recuperación. De ahí que necesitemos saber qué es lo que pasa para que podamos adoptar también las medidas más oportunas para recuperar el recurso. Pero seamos prudentes y esperemos a que lo haga quien lo tiene que hacer", ha destacado.

En el caso de que se decida no abrir la pesquería", el Gobierno mantendrá las ayudas a los pescadores, ya que "no son responsables de lo que esta sucediendo".

Espinosa ha insistido en que ésta no es una decisión de España o Euskadi, pero que en cualquier caso el Gobierno siempre traslada las inquietudes del sector a la Unión Europea.

Representantes de la Federación de Cofradías de Guipúzcoa dijeron la semana pasada que, además de los informes científicos, se debía tener también en cuenta la opinión del sector, pues consideran que podría llevarse a cabo una "pequeña apertura" sin poner en riesgo el futuro de la anchoa.

Más noticias de Política y Sociedad