Público
Público

La esterilidad masculina está detrás del 36% de los tratamientos de reproducción asistida

EFE

Por primera vez, la esterilidad masculina es el diagnóstico más frecuente entre las parejas españolas que se someten a tratamientos de fecundación in vitro o de inseminación artificial, un 36 por ciento, según los últimos datos de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF).

El registro de la SEF, que se ha presentado hoy con datos referidos al año 2004, y en el que han participado 110 centros públicos y privados acreditados para los tratamientos de reproducción asistida, constata que de cada cien nacimientos en España, 1,6 niños son fruto de estas técnicas.

"Por primera vez la esterilidad masculina ha sido el líder en nuestros diagnósticos frente a una reducción del factor femenino", ha destacado el coordinador del registro, Javier Marqueta, quien señala que respecto a 2003 esta indicación ha aumentado un 5 por ciento.

No obstante, los expertos aseguran que el aumento de este diagnóstico es una tendencia en toda Europa debido al deterioro de la calidad seminal y al incremento en la edad media de las mujeres que deciden quedarse embarazadas.

Tampoco hay que olvidar, subraya Marqueta, que el éxito de las técnicas reproductivas "ha animado a muchos hombres y mujeres a acudir a los centros".

Este aumento se comprueba observando el registro de la SEF, que muestra cómo en 2004 se registraron 38.886 ciclos (tratamientos de fecundación in vitro o de inseminación artificial).

De cada cien parejas sometidas a un tratamiento, 40 consiguen quedarse embarazadas, el 70 por ciento de los embarazos fueron de un solo feto, y el 54 por ciento de las pacientes superaban los 36 años.

El presidente de la SEF, Buenaventura Coroleu, ha destacado que desde 1999 se viene registrando un aumento progresivo de los embarazos y partos de un único feto y una disminución paralela de los partos múltiples "sin restar en la eficacia del proceso".

Respecto al coste de estos tratamientos, los expertos han señalado que pueden variar, dependiendo de los centros y las técnicas, entre los 600 y los 6.000 euros.

La edad, el hábito del tabaco y el peso son los tres factores influyen "de forma demostrada" en la fertilidad.

Más noticias de Política y Sociedad