Público
Público

Un estudio fija en 98.000 los civiles muertos en Irak desde 2003

Reuters

El baño de sangre sectario se ha reducido drásticamente en Irak desde los altos niveles de 2006-07, pero los atentados contra fuerzas estadounidenses e iraquíes continúan causando la muerte de muchos civiles, señaló un estudio publicado el sábado.

Entre 8.300 y 9.000 civiles murieron en Irak en 2008, elevando el total desde la invasión liderada por Estados Unidos en 2003 a al menos 98.400, dijo en un nuevo informe el grupo de derechos humanos Irak Body Count.

Veinticinco civiles murieron al día en 2008, según el estudio. Esta cifra, que está muy lejos de lo ocurrido en 2006-2007, cuando al menos 48.000 civiles fallecieron, es comparable a la violencia durante el período 2003-2004.

"Lo primero es que ha habido una disminución muy significativa de muertes violentas el año pasado, especialmente en Bagdad", dijo John Sloboda, co-fundador y portavoz del grupo.

De todos modos, "nadie dijo que en 2004 esos niveles de violencia eran aceptables. La gente está hablando de un país con un terrible declive. Es sólo una mejora (...) de los grandes máximos de violencia en 2006 y 2007", destacó.

El grupo, que recopila muertes recogidas por los medios y otras fuentes, reconoce que el verdadero número de víctimas de más de cinco años de violencia en Irak puede ser mucho mayor.

Sloboda dijo que la caída de la violencia en 2008 refleja una desaceleración de muertes "intercomunales" o por motivos religiosos, que subió entre la minoría de árabes suníes y las mayorías chiíes tras los bombardeos de un sitio sagrado chií en febrero de 2006.

Para disminuir la violencia, Estados Unidos envió decenas de miles de soldados adicionales a Irak en 2007, una decisión que la administración del presidente George W. Bush se ha acreditado por las mejoras de seguridad.

Sloboda dijo que sigue habiendo atentados contra fuerzas extranjeras, especialmente las estadounidenses, así como contra la policía y los soldados iraquíes, funcionarios del Gobierno y miembros de las unidades patrulleras locales, con frecuencia constituidas por ex insurgentes.

"Dado que esta violencia es en realidad contra la ocupación, es improbable que caiga mientras la ocupación continúe", destacó.

Estos datos llegan en un momento en el que Estados Unidos se prepara para reducir sus tropas en Irak desde alrededor de los 143.000 soldados que tiene en la actualidad y restringir las operaciones de cara a una fecha límite de 2012 para su retirada.

El presidente electo, Barack Obama, tiene previsto retirar tropas dentro de los primeros 16 meses de su mandato.

Desde 2003, más de 4.200 soldados estadounidenses y 175 británicos han muerto en Irak.

/Por Missy Ryan/