Público
Público

Estudio de mapa genético halla indicios sobre cáncer pancreático

Reuters

Por Maggie Fox

Expertos en genética del cáncerdijeron que descubrieron por qué algunas personas pueden vivirdurante años con un tipo de cáncer de páncreas extraño.

Los científicos identificaron nuevos genes que, cuandomutan de cierta forma, parecen causar una forma relativamentemenos dañina de tumor pancreático neuroendocrino.

Los pacientes con estas mutaciones vivían dos veces más queaquellos cuyos tumores portaban otras variaciones, indicó unequipo de la Johns Hopkins University en Baltimore en larevista Science.

"Esta es la nueva visión molecular del cáncer. Laconformación genética del cáncer determinará cómo sería sucontrol para esa persona", dijo Nickolas Papadopoulos, uno delos investigadores que dirigió el estudio.

El cáncer de páncreas es uno de los tumores más letales, yaque causa la muerte del 95 por ciento de los pacientes en cincoaños. Pero los médicos se dieron cuenta de que identificar alcáncer por el órgano en el que aparece es una herramienta muyrústica.

Los tumores varían en su agresividad y conformación yvarios estudios muestran que ciertas mutaciones genéticasserían más útiles para decidir cómo tratar a un paciente y parapredecir cuán bien reaccionará.

El cáncer de páncreas es diagnosticado en casi 37.000personas por año en Estados Unidos y causa más de 34.000muertes, según la Sociedad Estadounidense del Cáncer.

Pero la mayoría de esos casos son de un tipo tumoralllamado adenocarcinoma.

Los tumores neuroendocrinos, que representan alrededor del5 por ciento de los casos de cáncer pancreático, son menosagresivos y de más fácil tratamiento. Cerca del 40 por cientode los pacientes vive en promedio 10 años después deldiagnóstico.

Papadopoulos y colegas del equipo del experto en cáncerBert Vogelstein secuenciaron el ADN tomado de los tumores de 68pacientes con tumores pancreáticos neuroendocrinos.

Los pacientes cuyos tumores tenían mutaciones en tres genesllamados MEN-1, DAXX y ATRX habían vivido al menos 10 añosdespués del diagnóstico, informaron los investigadores enScience.

Más del 60 por ciento de los pacientes cuyos tumores notenían esas mutaciones murieron dentro de los cinco años,indicó el equipo.

"Esto señala que las mutaciones en esos genes son unindicador de buen pronóstico para esos individuos", dijoPapadopoulos.

"Lo que esto nos dice es que sería más útil clasificar loscánceres por el tipo genético en lugar de sólo por el tipo deórgano o célula" que afectan, añadió.

Más noticias