Público
Público

Estudios de farmacéuticas sobre medicinas, no siempre positivos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Frederik Joelving

Los estudios científicosfinanciados por las farmacéuticas no siempre favorecen más a losnuevos medicamentos que los estudios que subsidianorganizaciones sin fines de lucro, según un informe sobreinvestigaciones anteriores disponibles sobre la artritisreumática.

El informe, publicado en Arthritis & Rheumatism, demuestraque 37 de 49 ensayos clínicos financiados por los fabricantes delos medicamentos evaluados incluyeron resultados positivos.Cuando el financiamiento provenía de organizaciones sin fines delucro, como un gobierno o una fundación, 11 de 16 ensayosconcluían de el fármaco era efectivo.

Esa diferencia del 7 por ciento es demasiado pequeña comopara ser estadísticamente confiable, lo que significa que losresultados no dependían del origen de los fondos.

Sin embargo, el doctor Nasim Khan, que dirigió el estudio,se aventuró a lanzar una advertencia.

"Un estudio limitado (sólo a ensayos clínicos sobre unaenfermedad) es insuficiente como para erradicar por completo lasospecha de sesgo potencial cuando existen conflictos deinterés", dijo a Reuters Health por correo electrónico Khan, dela Universidad de Arkansas, en Little Rock.

Los nuevos datos sorprendieron a otros expertos.

"No hay duda de que es un hallazgo interesante", dijo DavidJ. Rothman, director del Centro para el Estudio de la Sociedad yla Medicina de la Universidad de Columbia, en Nueva York, yexperto en conflictos de intereses en la medicina.

"Sería bueno que los estudios de la industria no estuvierantan sesgados como sugiere la literatura. Nadie quiere demonizara la industria", agregó.

SESGO UNIVERSAL

Para Rothman, el equipo de Khan insiste en el puntoequivocado.

"El hallazgo no es que la industria no tiene una tendencia apublicar resultados positivos, sino que las organizaciones sinfines de lucro también tienden a publicar resultados positivos",sostuvo.

"El problema serían las revistas, no la industria o lasorganizaciones no gubernamentales", agregó.

Estudios previos demostraron que los expertos de lasrevistas médicas tienden a preferir resultados "llamativos", enotras palabras, estudios que demuestran que un tratamiento esmejor que otro.

Hasta existe una revista dedicada a publicar resultadosnegativos, Journal of Negative Results in Biomedicine, para quelos médicos accedan a una mirada más equilibrada de lostratamientos.

El nuevo estudio demostró que la investigación de laindustria no se publica con la frecuencia de los ensayos de lasorganizaciones sin fines de lucro. Pero Khan sostuvo que losinformes que publicaron los laboratorios fueron más detalladosque los otros.

Los resultados surgen de una revisión de 103 estudiospublicados sobre fármacos para la artritis reumática como elmetotrexato o los corticoesteroides. La mitad de esos estudiosse había realizado con fondos de farmacéuticas, mientras que lasorganizaciones sin fines de lucro habían financiado el 18 porciento.

El 6 por ciento había contado con financiamiento mixto y elresto no especificaba el origen de los fondos.

Rothman y la doctora Gisela Schott cuestionaron los métodosdel equipo de Khan. En el 2010, Schott publicó un resumenextenso de las investigaciones anteriores en el que se concluyóque los ensayos financiados por la industria aportan una imagendistorsionada de la evidencia que favorecería el producto de laempresa.

Para Schott, el nuevo estudio no evaluó si los ensayoshabían formulado las preguntas que son importantes para losmédicos y los pacientes.

"Por ejemplo, para un médico sería si el nuevo tratamientoes mejor que el existente", dijo a Reuters por correoelectrónico.

Sin embargo, para Khan "los ensayos clínicos que financia laindustria están más orientados a estudiar nuevas terapias parala artritis reumática, mientras que los ensayos de lasorganizaciones sin fines de lucro tienden a estudiar losfármacos más comunes y las distintas estrategias para tratar laenfermedad".

Más noticias en Política y Sociedad