Público
Público

La Eurocopa y la crisis condicionan el homenaje a Camarón en la Isla

El ajustado presupuesto ha impedido que la conmemoración del aniversario de la muerte del cantaor tenga mayor relieve en San Fernando

JUAN JOSÉ TÉLLEZ

El raquítico presupuesto público ha impedido que la conmemoración del vigésimo aniversario de la muerte de José Monge Cruz, Camarón de la Isla, tenga mayor relieve en su patria chica, San Fernando (Cádiz). El festival flamenco previsto allí para hoy domingo y en el que intervendrá su hijo Luis Monge, habrá de retrasarse además hasta que concluya la final de la Eurocopa.  Pareciera como si el fútbol y la crisis se hubieran aliado contra el genio del flamenco que, junto a Paco de Lucía, representó un antes y un después en dicho arte a partir de los años 60 del siglo XX.

Paco no figura en el programa de actos, como tampoco aparecen otros artistas ligados a José como La Susi, Duquende, Manuela Carrasco, Pansequito, Paco Cepero, o Tomatito que, sin embargo, le rindió tributo y memoria durante la Noche Blanca del Flamenco recientemente celebrada en Córdoba. Al menos, a su celebración pública acude durante estos días Alonso Núñez, Rancapino, su compañero de correrías juveniles desde La Venta de Vargas al Madrid de los años 60. Como homenaje a su amigo, ha presentado en San Fernando su propio libro de memorias, Ronco de andar descalzo, escrito por Pedro Quiñones. También figuran en el programa de actos Navajita Plateá, con un tributo explícito a sus cantes, Capullo de Jerez o David Palomar, un gran camaronero de Cádiz, que cantó en su memoria en la histórica Venta de Vargas.

A todo ello, han seguido intervenciones públicas como las de Enrique Montiel, uno de los primeros biógrafos de San Fernando, que puso en su día en valor la influencia de Antonio Sánchez Pecino, el padre de Paco de Lucía, en la consolidación artística de José, o de Paco Cepero, uno de los primeros guitarristas en escoltar a Camarón por medio mundo. Ambos han intervenido también en una serie de programas que bajo el título Camarón, 20 años del mito, emite Canal Sur Radio y Flamencoradio.com, con motivo de esta efeméride. Por sus micrófonos han pasado, entre otros, Ricardo Pachón, el legendario productor de La leyenda del tiempo, Pive y Raimundo Amador, Arcángel, Esperanza Fernández, José Cortés 'Pansequito', el pintor Juan Valdés, los periodistas Alberto García Reyes y Luis Clemente, el productor Juan Lebrón o Francisco Mármol, otro de los autores que se han aproximado a su figura. Tampoco han faltado opiniones críticas como la de Juan Peña El Lebrijano que, respetado su fuerza cantaora, llega a reprocharle a Camarón que no conociera y reprodujera los canones de viejos maestros del flamenco: 'Pero es muy difícil, sin embargo, que nadie cantara como cantaba él', comenta en cambio la camaronera Susi, también presente en dichas grabaciones.

El Ayuntamiento de San Fernando, que preside José Loaiza, del Partido Popular, ha reconocido que se trata de un homenaje 'modesto' y confía en tirar para adelante con una fundación que lleve el nombre del cantaor. En el círculo próximo a José, se reprocha sin embargo, que la fragua de su familia siga cerrada o que la corporación, bajo un gobierno municipal que entonces lideraba el Partido Andalucista, pretendiese derruir hace dos años la casa familiar del artista, en lugar de restaurarla como uno de los enclaves fundamentales para la ruta turística que lleva su nombre por esta ciudad andaluza, donde históricamente abundaron más los militares que los artistas.

Sus allegados echan en falta desde hace mucho que no se recobren para uso público las imágenes inéditas de José Monge, más de cien horas grabadas cuyos derechos corresponden a quienes realizaron las grabaciones, por lo que hasta ahora no hanpodido hacerse publicas. Es un homenaje insuficiente, considera Alfonso Rodríguez, coautor de la biografía oficial de Camarón junto a Dolores Montoya, que se publicó haceaños bajo el título de La chispa de Camarón. Tanto él como Manuel Luque reclamaron hace dos años al municipio que no se derribase la cara de Camarón: 'Es como si en Granada permitieran que se derribase la casa de Lorca', pone desde entonces como ejemplo.

Otra de las ausencias que sorprenden en el festival de San Fernando, es la de Niña Pastori, otra artista local de sobrado relieve, muy unida a José desde que era una cría. O de Sara Baras, que creciera en La Isla y que también ha confesado siempre una profunda admiración hacia Camarón. Al menos, los programadores han intentado suplir la falta de posibles con tres exposiciones entre las que se incluye Sitios camaroneros de Lolito Fotograpy, o una muestra de jóvenes artistas flamencos entre quienes figuran El Pijote, Paquito de la Isla, Jesús Castilla, el talentoso gaditano Joaquín de Sola, RaúlBeneyto, Antonio Prieto, Rafael Romero y Carmen Peña.

'Una crisis económica no puede disculpar ahora 20 años de dejadez', ha llegado a protestar Rodríguez. Siguen sin faltar flores, eso sí, en el mausoleo donde hace veinte años, Chispa se desgañitaba de dolor. Pero tuvo que ser ella, con el dinero recaudadoen una corrida benéfica, quien costease el túmulo funerario. Montero Glez, eso sí, le incluye en su último, Huella jonda del héroe, un itinerario sentimental desde Hércules a Ceesepe, que pasa por la Venta de Vargas y por aquel cantaor en cuya mano convivieron, hasta hace veinte años, la luna creciente islámica y la estrella de David, en un tatuaje irrepetible, al que él mismo ya rindió homenaje en su novela Pistola y cuchillo, que protagonizaba el propio José Monge, un Cid del jondo que gana batallas después de muerto. A pesar de la crisis y del España-Italia.

Más noticias