Público
Público

Europa deberá reducir un 40% sus capturas de atún rojo

La decisión del organismo regulador no satisface ni a ecologistas ni a pescadores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Unión Europea tendrá que reducir sus capturas de atún rojo en aproximadamente 5.000 toneladas desde las 12.000 que le permite el sistema internacional de cuotas. Según estimaciones comunitarias, España, que hasta ahora tenía asignadas 4.116, deberá rebajar su pesca hasta las 2.500. Es parte del acuerdo logrado este fin de semana en Recife (Brasil), donde se reunió la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Rojo (ICCAT). El organismo acordó, siguiendo una propuesta europea, reducir las cuotas un 40% hasta las 13.500 toneladas, algo considerado por los ecologistas como una sentencia de muerte para la especie.

'La especie va directa hacia el colapso', aseguró a Público Raül Romeva, eurodiputado de ICV-Verds y asistente a la conferencia. Romeva recuerda que la Comisión Europea había propuesto a los 27 un veto a la pesca para recuperar el stock, y alerta de que buena parte de la pesca no se incluye en las cuotas porque es ilegal. Según ICCAT, la población de atunes rojos, que nada sobre todo en aguas mediterráneas y atlánticas, se ha reducido un 74% en los últimos 50 años.

La cuota de España descenderá de las 4.116 toneladas actuales a 2.500

Sin embargo, los beneficios de su explotación, que se explican por su popularidad para platos como el sushi, han acabado por fraguar un acuerdo que no convence ni a los ecologistas ni a los pescadores. 'Las obligaciones suplementarias golpean a un sector ya duramente afectado desde 2007', aseguró en un comunicado el Comité Nacional francés de Pescadores, una de las flotas más interesadas en la especie, junto a la española.

Los verdes alertan del colapso de la especie por un alto nivel de pesca ilegal

La dificultad a la hora de evaluar si la especie es ya irrecuperable se basa en la difícil medición del stock. 'Eso sí, la tendencia está clara y llevamos años incumpliendo las recomendaciones científicas', lamenta Romeva, ponente parlamentario de un informe sobre su conservación. Los ecologistas aspiran ahora a incluir al atún rojo como especie amenazada en la lista del CITES, lo que implicaría una suspensión inmediata de las capturas.

Más noticias en Política y Sociedad