Público
Público

Los europeos esperan un compromiso asiático sobre la reforma financiera

EFE

Los europeos esperan que la séptima cumbre Asia-Europa (ASEM) que se celebrará el viernes y sábado próximos en Pekín confirme el compromiso de los países asiáticos con la reforma del sistema financiero mundial y la lucha contra el cambio climático.

China, anfitriona de la cumbre, ha propuesto que los jefes de Estado o Gobierno aprueben una declaración separada sobre la crisis financiera, lo que constituye "una muy buena señal", según han comentado altos cargos de la Unión Europea (UE) que están al corriente de los preparativos.

La declaración sobre la situación financiera internacional se sumará a otros dos textos de conclusiones previstos, uno sobre cuestiones políticas y de derechos humanos, y otro sobre desarrollo sostenible en el que estarán recogidas las posiciones de ambos bloques sobre cohesión social y cambio climático.

El proceso ASEM, inaugurado hace doce años en Bangkok, reúne a los miembros de la Unión Europea y los países de Asia, que suman la mitad del producto interior bruto (PIB) mundial y casi el 60 por ciento de la población del planeta.

Con él se pretendió reforzar el pilar más débil de la tríada clave formada por Estados Unidos, Europa y Asia, según han recordado esta semana diplomáticos franceses.

En Pekín se dará la bienvenida formal a seis nuevos miembros, Bulgaria y Rumanía del lado europeo, y Mongolia, India, Pakistán y el secretariado de la ASEAN (Asociación de Naciones del Sudeste Asiático) por parte asiática, lo que eleva el número de participantes a 45 (43 países y dos organizaciones internacionales -la Comisión de la UE y la propia ASEAN).

Se espera a una treintena larga de jefes de Estado o Gobierno, lo que situará la asistencia de esta séptima cumbre ASEM en un nivel muy alto.

El hecho de que sea el Gobierno chino el que haya propuesto un pronunciamiento aparte sobre la situación financiera internacional prueba, según un alto cargo de la Comisión Europea (CE), que "no es cierto que Asia se desentienda de esta crisis como hemos leído en algunos medios".

"Todo lo contrario, están muy preocupados. Los acontecimientos pueden afectarnos a todos y ellos están dispuestos a intervenir", ha asegurado a la prensa este negociador bajo la condición de no ser identificado.

Se da por descontado que la recesión que seguirá al hundimiento del crédito afectará a las exportaciones asiáticas.

China ha dado muestras hasta ahora de una enorme resistencia a la crisis, pero esta misma semana ha anunciado un crecimiento en el tercer trimestre del año de "sólo" el 9 por ciento, frente a casi el 12 por ciento en 2007.

El presidente de turno de la UE, el francés Nicolas Sarkozy, aprovechará la cita de Pekín para involucrar a las principales potencias asiáticas -China, Japón e India, principalmente- en sus planes de reforma de las reglas mundiales del capitalismo financiero.

La iniciativa de reunir a los principales actores económicos para discutir "un nuevo Bretton Woods" -la conferencia que en 1944 sentó las bases del sistema actual- contó el pasado sábado con el respaldo del presidente de Estados Unidos, George W. Bush.

Las fuentes europeas no han sabido precisar si el foro ASEM se pronunciará específicamente sobre la cumbre financiera deseada por los europeos.

Pero Sarkozy y el presidente de la CE, el portugués Jose Manuel Durão Barroso, quieren aprovechar la cumbre euro-asiática para impulsar la idea de una reforma a gran escala de la gobernanza financiera, incluidas instituciones como el Fondo Monetario Internacional.

Por lo que respecta al cambio climático, los europeos también buscan "el máximo grado de compromiso" por parte de los socios asiáticos.

La UE acaba de confirmar al máximo nivel su promesa unilateral de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero (20 por ciento en 2020 respecto a los niveles de 1990 y 30 por ciento en caso de que se sumen otros socios internacionales), pero las dificultades económicas ponen en peligro el objetivo de cerrar un acuerdo entre los Veintisiete antes de que finalice el año.

Más noticias de Política y Sociedad