Público
Público

El ex alcalde Julián Muñoz sale de la cárcel tras obtener el tercer grado

EFE

El ex alcalde de Marbella Julián Muñoz ha salido hoy de la prisión de Alhaurín de la Torre (Málaga) para disfrutar del tercer grado penitenciario que le permite salir cada mañana de la cárcel al tener sólo que acudir allí a dormir además de disfrutar de permisos de fin de semana.

Su salida se ha producido poco antes de las 17.30 horas ante casi medio centenar de periodistas que han hecho guardia desde primera hora de la mañana y a quienes Muñoz ha agradecido su presencia y les ha dicho que está bien y muy contento y que ahora sólo quiere "descansar unos días" en su casa.

El ex alcalde, que ha sido recogido por su chófer en un vehículo, ha emplazado a futuras declaraciones para los medios de comunicación al querer descansar en estos momentos y ha llegado a pedir "organización" a los informadores ante el revuelo suscitado a su salida.

La nueva situación de Julián Muñoz que le concedió el pasado 10 de octubre Instituciones Penitenciarias y cuyo régimen fijó ayer la Junta de Tratamiento del centro le obliga únicamente a tener que acudir a pernoctar de lunes a jueves a la antigua prisión de Málaga capital, donde está la sección abierta dependiente del recinto penitenciario de Alhaurín y que acoge a unos 380 reclusos.

Muñoz ha cumplido ya tres cuartas partes de su condena y tras esta salida, acudirá a la sección abierta de la cárcel ya el próximo lunes, sobre las 22.00 horas.

Ingresó en prisión preventiva en julio de 2006 por el "caso Malaya" contra la corrupción municipal e inmobiliaria en Marbella, aunque en la actualidad cumple pena por tres causas urbanísticas por las que fue condenado posteriormente.

El ex alcalde, que como recluso fue trasladado a la cárcel de Jaén y posteriormente a la de Alhaurín de la Torre, ha disfrutado de distintos permisos penitenciarios de tres y seis días.

El primero de estos beneficios carcelarios fue concedido por el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 9 de Andalucía, con sede en Jaén, al que recurrió Julián Muñoz cuando la prisión de esta ciudad le denegó el permiso penitenciario.

El magistrado consideró entonces que Muñoz llevaba "una buena evolución" y que la posibilidad de disfrutar de este beneficio carcelario podía "ayudar a su reinserción".

Julián Muñoz ha estado en la prisión de Alhaurín en un módulo denominado "de respeto", un novedoso sistema en el que los reclusos deben firmar un compromiso de cumplimiento de determinadas normas de comportamiento.

En esta fórmula de organización los presos rubrican una especie de contrato con unas normas y compromisos sobre el mantenimiento de las dependencias, una manera de gestionar distinta a la del resto de módulos que busca la implicación de los internos y su colaboración.

Más noticias de Política y Sociedad