Público
Público

El ex marido de Betancourt rechazó una invitación del Parlamento Europeo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ex marido de Ingrid Betancourt, Fabrice Delloye, declinó una invitación del Parlamento Europeo (PE) para asistir desde la tribuna al llamamiento solemne que la Cámara hizo hoy en favor de la liberación de los rehenes de las FARC, según fuentes parlamentarias.

En un comunicado, el eurodiputado francés del grupo Los Verdes/Alianza Libre Europea, Alain Lipietz, lo atribuyó a que el discurso del presidente del Parlamento, el democristiano alemán Hans-Gert Pöttering, apoyaba "pura y simplemente la peligrosa política del presidente colombiano, (Álvaro) Uribe".

A juicio de Lipietz, el discurso no se alineó por ello con "las posiciones tradicionales" de las familias de los secuestrados, ni con las tesis de la Delegación del Parlamento Europeo para la Comunidad Andina, que él mismo preside.

Añadió que, pese a la petición de su grupo, y "en contra de las orientaciones de la diplomacia francesa", el líder del conservador Partido Popular Europeo, el francés Joseph Daul, se opuso a que las portavoces de las distintas formaciones políticas pudiesen tomar la palabra para replicar a Pöttering.

"En esas condiciones, la familia Betancourt ha rechazado venir a Estrasburgo y el grupo de Los Verdes comprende perfectamente esta protesta muda", añadió Lipietz.

Fuentes de Los Verdes, quinto grupo del PE con 42 de los 785 eurodiputados, precisaron a Efe que las apreciaciones de Lipietz sobre el discurso de Pöttering no representan al conjunto de la formación, sino sólo al diputado francés, en tanto que presidente de la mencionada delegación parlamentaria para la comunidad andina.

Indicaron también que el rechazo de Delloye guarda en parte relación con ciertos problemas de organización, ya que el acto estaba inicialmente previsto para el inicio de la sesión plenaria, a primera hora de la mañana, cuando el pleno estaba escasamente ocupado, y sólo ayer se retrasó hasta la hora de las votaciones para propiciar una mayor afluencia de parlamentarios.

Otras fuentes parlamentarias explicaron que Delloye hizo llegar al PE su deseo de que la institución lanzase un mensaje vigoroso en favor de un acuerdo humanitario entre el Gobierno colombiano y las FARC, pero que los servicios de Pöttering declinaron esa demanda para evitar "meterse en la política interna" colombiana.