Público
Público

Un ex novio de Diana dice que fue la princesa la que puso fin a la relación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El cardiocirujano paquistaní Hasnat Khan, que mantuvo una relación sentimental durante dos años con Diana de Gales, aseguró hoy que fue la princesa la que decidió poner fin a su noviazgo sólo unas semanas antes de su muerte, en 1997.

Khan, de 48 años, rehusó prestar declaración ante la investigación judicial sobre la muerte de la princesa y su novio, Dodi al Fayed, pero el jurado sí tuvo acceso a una declaración leída con detalles de la relación que mantuvo con Lady Di.

En ella, el cardiocirujano explicó que conoció a Diana en agosto o septiembre de 1995 en un hospital en Londres, que estuvo a menudo en el palacio de Kensington, donde vivía Lady Di y uno de los pocos sitios donde los medios de comunicación "no podían acceder" a ellos, y que conoció a los hijos de la princesa, Enrique y Guillermo.

La pareja rompió en 1997, poco antes de que Diana y Dodi al Fayed perdieran la vida al estrellarse su automóvil en el túnel del puente del Alma en París, lo que el cardiocirujano calificó de "trágico accidente", informó hoy la agencia de noticias británica PA.

Khan señaló que, una vez que ella regresó de unas vacaciones con el magnate egipcio Mohamed al Fayed, dueño de los almacenes Harrods, y su familia, él pensó que había conocido a alguien porque no era "la misma".

"No sabía quién era. Podía haber sido un guardaespaldas o algún otro", indicó el cardiocirujano, quien aseguró que se sintió sorprendido cuándo ella dijo que no había nadie.

"En un segundo encuentro, ella dijo que todo había terminado entre nosotros, pero negó que hubiese alguien más", añadió Khan, que se enteró de la relación entre Diana y Dodi por la prensa.

Sobre el carácter de Diana, el médico explicó que tenía "los pies en la tierra" y hacía "que todos se sintieran cómodos", además de ser "muy coqueta con todo el mundo".

Aseguró que no existían problemas en su relación con ella, excepto por los medios de comunicación, y que no tenía razones para creer que ella le fuera infiel.

Diana era "siempre muy elogiosa sobre la reina" Isabel II y, "aunque no le gustaba el duque de Edimburgo, nunca expresó ningún temor hacia él", agregó Khan.

Recordó cómo en una ocasión en que fueron a un pub ella quiso pedir las bebidas porque no lo había hecho nunca y, otra vez que fueron a un club en el céntrico barrio londinense del Soho, utilizó una peluca morena para evitar ser descubierta.

El cardiocirujano relató que a finales de 1996 o principios de 1997 se enteró de que Diana había pedido a su mayordomo, Paul Burrel, que hablase con un sacerdote sobre la posibilidad de casarlos en secreto.

Khan, a quien aquello le pareció "una idea ridícula", dijo que, al menos por lo que él sabe, la única persona que se habría opuesto a que se casara con Diana era la madre de ésta, Frances Shand Kydd.

En su opinión, Diana estaba "muy preocupada" por su vida personal, pero no era "paranoica" al respecto.

En ese sentido, contó que Diana le dijo que había cambiado de coche porque los frenos de su Audi habían sido alterados y que él, debido a su relación con ella, había recibido cartas anónimas amenazantes.

A su juicio, Diana se dio cuenta finalmente de que Dodi "podía darle todas las cosas" que él no podía, incluida la seguridad que ella necesitaba.

La investigación judicial, que comenzó en octubre pasado, tratará de esclarecer si la muerte de la princesa fue producto de una conspiración o un accidente.