Público
Público

Ex rehén dice que los piratas somalíes viven miserablemente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

José Cendón, el fotógrafo y periodista español que pasó 40 días secuestrado por somalíes el año pasado, dijo el jueves que los piratas son gente normal que viven miserablemente, pero que los secuestros se han convertido en un negocio boyante.

"Yo intenté comprender por qué hacen lo que hacen. Viven miserablemente... pero son gente normal, tienen sus familias", dijo Cendón en Madrid durante la presentación del libro "Billete de ida" en el que cuenta su experiencia y ofrece claves sobre la piratería en Somalia, un país "sumamente peligroso" que lleva 18 años inmerso en una guerra.

"Yo les guardo rencor porque me quitaron mi libertad, pero también intenté ponerme en su pellejo. Qué haría yo si estuviera en su situación ... posiblemente estaría haciendo lo mismo", dijo el periodista gallego, refiriéndose a un país que vive sumido en una devastación nacional, humana y medioambiental.

Cendón dijo que los piratas se rebelaron inicialmente contra la pesca ilegal a la que se dedican decenas de barcos y los residuos tóxicos que arrojan en las aguas del océano Índico embarcaciones asiáticas y europeas.

"Los piratas empezaron por este motivo sus acciones y a día de hoy han visto que tienen un negocio boyante entre manos", aseguró Cendón que fue capturado junto al reportero británico Colin Freeman por sus propios guardaespaldas el 26 de noviembre de 2008.

"Los somalíes son los mejores hombres de negocio que he visto en África", dijo.

Sobre su rescate dice que aunque tuviera información no podría decirla, "por respeto a algunas personas", pero afirma que su liberación se debió principalmente a las gestiones del periódico británico Sunday Telegraph y de la diplomacia española, particularmente del embajador español en Kenia, Nicolás Martín Cinto, el mismo que actualmente negocia la liberación de los 36 tripulantes del atunero "Alakrana", capturado el 2 de octubre.

"En Somalia hay dos opciones: o pagas o te quedas allí", aseguró, y añadió que los marineros son un botín grandísimo y ese valor económico garantiza su integridad física.

Sobre el secuestro del "Alakrana", Cendón confió en su que se resuelva pronto a pesar de que la detención y traslado de dos presuntos piratas a España ha complicado todo el proceso.

"Conociendo un poco a los somalíes yo diría que pagando un poco más no les importaría que se quedaran sus compañeros por aquí", aventuró.

UN CASO APARTE

"un país bastante más seguro que España" -, arremetió también contra la comunidad internacional y los medios de comunicación por el tratamiento informativo que ofrecen de Somalia, "un caso aparte en toda África".

"Si acabas con los problemas de Somalia, acabas con la piratería, ésta es sólo un síntoma", dijo Cendón sobre un país en el que la gente no conoce otro medio de vida que la violencia tras 18 años de conflictos e inestabilidad.

Cendón también señaló que las ganancias de los armadores que envían a sus barcos pesqueros a la zona pesar del alto riesgo de un secuestro deben ser muy grandes.

"Parece ser que el margen (de los armadores) es muy alto. Me han dado diferentes cifras pero no he podido confirmar ninguna", manifestó Cendón.

"Pero se está viendo, si se permiten pagar esos rescates y arriesgar a sus marineros ...es porque ganan mucho dinero", concluyó.

Más noticias en Política y Sociedad