Público
Público

Expertos debaten sobre la relación entre las decisiones políticas y el cáncer

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Varios de los expertos que participan estos días en Barcelona en la Conferencia Europea del Cáncer han analizado la relación entre las decisiones políticas y la prevención y el tratamiento del cáncer, informa la organización del evento inaugurado anoche y que finalizará el próximo jueves.

El presidente de la Federación de Sociedades Europeas contra el Cáncer (FECS), John Smyth, ha advertido de que las decisiones políticas 'perjudican' el tratamiento del cáncer en Europa y ha asegurado: 'ya es hora de sumar nuestras voces y hacernos escuchar'.

John Smyth ha hecho alusión, en concreto, a la Directiva de Ensayos Clínicos y a la reciente Directiva de Agentes Físicos (Campos Electromagnéticos), como dos ejemplos de legislación que han tenido un impacto tremendamente negativo sobre la oncología en Europa.

En cuanto a la Directiva de Ensayos Clínicos, John Smyth ha afirmado que 'la comunidad oncológica universitaria despertó demasiado tarde y se encontró con que la carga administrativa y financiera asociada a la realización de ensayos clínicos se ha incrementado hasta tal punto que muchos, sencillamente, han renunciado a llevarlos a cabo'.

Por lo que respecta a la Directiva de Agentes Físicos, el profesor Dag Rune Olsen, que trabaja en radioterapia experimental en el hospital noruego de Radiación de Oslo y preside la Sociedad Europea de Radioterapia y Oncología, ha explicado que esta directiva pone límites a la exposición laboral de la radiación.

Estos límites suponen que cualquier persona que trabaje o se encuentre a cerca de un equipo de imágenes por resonancia magnética (IMR) 'sobrepasará' estos límites.

Dag Rune está convencido de que la nueva directiva 'pondrá fin a la utilización de la resonancia magnética' y de que 'el diagnóstico y el tratamiento del cáncer se resentirán'.

Poder dar una respuesta desde la comunidad científica a las decisiones políticas que afectan a la prevención y el tratamiento del cáncer será uno de los objetivos de nueva European CanCer Organisation (ECCO), que sustituirá a la Federación de Sociedades Europeas contra el Cáncer (FECS), según su presidente John Smyth.

La diferencia entre ambas organización consistirá, según Smyth, en que la nueva ECCO 'ha decidido asumir un papel mucho más activo de discusión con los responsables políticos para defender los intereses de los pacientes de cáncer y de quienes los cuidan, y de aquellos sin cuya investigación no se conseguirían avances en el tratamiento y la atención'.

La comunidad científica reunida en Barcelona también ha alertado de que el control del cáncer funciona en Europa y ahora ha llegado el momento de extenderlo a países más pobres.

El epidemiólogo Peter Boyle, director de la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer de Lyon (Francia), ha explicado que los países de recursos bajos a medios se enfrentan al reto de encontrar recursos suficientes para tratar el gran número de cánceres que se diagnosticarán a sus poblaciones en los años venideros.

Peter Boyle ha indicado que 'la exportación de factores de riesgo del cáncer, desde los países desarrollados, sobre todo el tabaquismo, seguirá siendo un determinante capital del riesgo de cáncer y de la carga del cáncer en los países menos desarrollados'.

Según los datos facilitados hoy, en el año 2000 se diagnosticaron en todo el mundo 10,4 millones de nuevos casos de cáncer, se produjeron 6,5 millones de fallecimientos y había más de 25 millones de personas viviendo con cáncer.

Más noticias en Política y Sociedad