Público
Público

Expertos sorprendidos por el repunte de la inflación y prevén el cierre del año entre el 3% y 4%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los expertos macroeconómicos consultados por EFE se mostraron hoy "sorprendidos" por el repunte de la tasa de inflación en marzo y auguraron que ésta se situará entre el 3 y el 4 por ciento al cierre del año.

Advirtieron de que el alza de los precios puede deberse a los efectos de segunda ronda, es decir, que el encarecimiento del crudo podría haberse trasladado ya a los precios de diversos sectores de la economía como la producción de bienes de consumo, tal y como ya lo ha hecho en componentes de la cesta de la compra como el transporte o la vivienda.

Estas consideraciones las realizaron tras conocer que, según el indicador adelantado del Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) difundido hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la inflación armonizada subió dos décimas en marzo hasta alcanzar el 4,6 por ciento, la tasa más elevada desde 1997, cuando comenzó a elaborarse este indicador.

Todos los expertos consultados culparon al alza del crudo y de los alimentos del aumento de la tasa interanual y auguraron una moderación de los precios a partir de la segunda parte del año debido a la comparación de los precios con los del mismo periodo el año anterior, cuando comenzó a subir el crudo.

Así, Carlos Marvall, indicó que desde Analistas Financieros Internacionales (AFI) esperaban una moderación de la inflación y que el alza "debe ser consecuencia de los efectos de segunda ronda".

No obstante, auguró una moderación "de algunas décimas" en los precios a partir de mayo para terminar el año con una tasa interanual que "no nos permitirá estar por debajo del 4 por ciento".

Desde Fortis, los responsables del Servicio de Estudios también mostraron su sorpresa por el alza que achacaron a los posibles efectos de segunda ronda y apuntaron que la moderación, que en su opinión se producirá en el último trimestre del año, permitirá cerrarlo con una tasa de inflación "por debajo del 3,5 por ciento".

Además, consideraron que, a lo largo del año, será más acusado el descenso de la tasa general de inflación que de la subyacente -excluye la evolución de los precios de la energía y los alimentos frescos-.

María Jesús Fernández, de FUNCAS, también se mostró sorprendida por el alza de los precios en marzo y también apuntó a los efectos de segunda ronda como responsables "porque el efecto de la energía ya lo teníamos previsto".

"Esperábamos que la tasa de inflación se mantuviese o incluso que se redujese alguna décima", dijo, aunque subrayó que el repunte de los precios también se ha producido en el resto de Europa, por lo que el diferencial de inflación se ha mantenido en el 1,1 por ciento.

Auguró que los precios comenzarán a moderarse "en uno o dos meses" para alcanzar el entorno del 3 por ciento a finales del ejercicio.

Desde el Instituto de Estudios Económicos (IEE), Gregorio Izquierdo calificó el dato de "muy malo e inoportuna noticia" para la economía española porque se produce "cuando el crecimiento empieza a perder fuelle", es decir, "el peor escenario posible".

Además, alertó del riesgo de "entrar en una espiral de precios-salarios" dado que hay que comenzar el proceso de negociación colectiva.

En su opinión al problema del crudo y los alimentos se suma, en el caso de España, la "excesiva bonanza" del consumo, la falta de competencia de los mercados y la elevada dependencia energética, lo que, no obstante, no impedirá que la tasa de inflación se reduzca hasta el entorno del tres por ciento a finales del año.

David Martínez, de Caixa Catalunya, dijo que el dato les había sorprendido pero responsabilizó a la tensión en los precios del crudo y los alimentos.

"A partir de ahora la inflación está sujeta a la evolución de los mercados de materias primas, el petróleo, el euro y los alimentos", así como al "actual clima de incertidumbre", añadió y consideró que a partir de agosto los precios comenzarán a moderarse hasta el tres por ciento en el conjunto del año.