Público
Público

Exteriores hace gestiones con Brasil por el rechazo de 4 españoles

EFE

El Ministerio español de Exteriores está haciendo gestiones con las autoridades de Brasil para averiguar las razones del rechazo de cuatro turistas españoles en el aeropuerto de Salvador de Bahía, que fueron obligados a tomar el mismo avión del que habían partido unas horas antes desde Madrid.

Fuentes de Exteriores explicaron hoy a Efe que, tras tener conocimiento de los hechos, se han puesto en contacto con las autoridades del país iberoamericano y, en función de lo que haya sucedido, "veremos qué podemos hacer".

Los cuatro turistas españoles fueron rechazados el pasado domingo en el aeropuerto de Salvador de Bahía, pese a cumplir todos ellos los requisitos de acceso al país iberoamericano y sin que la policía federal del aeropuerto les ofreciera razones para su expulsión, según explicó a Efe uno de los afectados, Álvaro Fernández Heredia.

Fernández Heredia se acercó hoy a la embajada de Brasil en Madrid para interponer una denuncia por lo ocurrido, pero sus responsables le negaron esa opción y le emplazaron a que acudieron al Ministerio de Asuntos Exteriores.

En Exteriores puso una queja por "no asistencia diplomática" en Salvador de Bahía, en donde asegura que llamó sin éxito al móvil de emergencia del consulado español en esa ciudad, y una segunda queja por haber sido rechazados "sin justificación", precisó Fernández Heredia.

A su juicio, la crisis de comienzos de año entre Brasil y España como consecuencia de los casos de viajeros de estos dos países rechazados en sus respectivos aeropuertos "se ha cerrado en falso".

Ante las devoluciones de sus ciudadanos durante el presente año, Brasil reaccionó en su momento endureciendo los controles para aplicar "medidas de reciprocidad".

Precisamente, Fernández Heredia -profesor universitario que viajaba junto a tres amigos para una estancia de tres semanas en Brasil- sospecha que el rechazo se debe a que un día antes cinco brasileños fueron expulsados en el aeropuerto madrileño de Barajas de vuelta a su país.

Este hecho fue recogido de forma exhaustiva por los medios de comunicación brasileños, que además hablaban de presuntos malos tratos hacia sus compatriotas por parte de la policía española en Barajas.

Fernández Heredia aseguró que los cuatro portaban sus documentos de identidad en regla, la cantidad exigida de 400 euros para entrar a Brasil, el billete de vuelta y las reservas de alojamiento.