Público
Público

Fallece el actor valenciano Francisco Piquer, protagonista de "Las manos sucias"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El protagonista de "Cita imposible" o "Las manos sucias", el actor valenciano Francisco Piquer Chanza, ha fallecido a los 87 años en Madrid tras seis décadas "trabajando en primera fila" en la escena española, informó hoy la entidad Artistas e Intérpretes Sociedad de Gestión (AISGE).

Según informa AISGE, Piquer (1922) falleció el pasado viernes en Madrid "víctima de una larga enfermedad".

El actor, que inició su carrera en 1940, acompañó en el cine a figuras de la talla de Pepe Isbert, en "Lo que cuesta vivir" (1957), o Juanito Valderrama y Dolores Abril, en "El emigrante" (1960), y uno de sus últimos papeles fue el de prior de Zaratay en "El abuelo (1998), de José Luis Garci.

Merece especial mención su intervención en "El cerco" (1955), "Las manos sucias" (1957) -por la que recibió el premio del Círculo de Escritores Cinematográficos-, "Cita imposible" (1958), en la que hacía del siniestro payaso Juanón-, "Matrimonio al desnudo" (1974) o "Dinero negro" (1984).

Intervino como actor de doblaje en numerosas películas, como "Los siete magníficos" o "Psicosis", así como en varios "Estudio 1", en los que destaca su interpretación de "Macbeth", en 1966, y en series como "Farmacia de guardia" (1993) o "Historias del otro lado" (1996).

Sin embargo, su gran pasión era el teatro y pasó buena parte de su vida subido a las tablas y compartiendo cartel con actores como Queta Claver, Amparo Rivelles, María Asquerino o Jaime Blanch.

María Asquerino ha dicho hoy a la AISGE al conocer la noticia de la muerte de Piquer que sentía "en el alma" su fallecimiento y ha destacado que "de joven era un galán encantador, pero siempre muy sobrio en escena; fue un gran actor y una magnífica persona".

Entre las obras de teatro de sus últimos años destacan "Cristal de Bohemia", de Ana Diosdado; "El botín", de Joe Orton; "Dulce pájaro de juventud", de Tennessee Williams; "Flor de otoño", de Rodríguez Méndez; o "Los árboles mueren de pie", de Alejandro Casona, por la que obtuvo el Premio Ercilla al Mejor Actor de Reparto de 2004.

En 2007, tras más de seis décadas sobre las tablas, le llegó un papel que significaba el broche de oro a su larga carrera, según AISGE: debutó con la Compañía Nacional de Teatro Clásico en "Del rey abajo, ninguno", de Rojas Zorrilla, en el papel de Belardo.

En este mismo año había estrenado junto a Emma Ozores y Manuel Galiana el éxito de Broadway "Desnudos en Central Park", de Mark Rowell, pero a mitad de la gira, tuvo que abandonar debido a su delicada salud.

El consejo de administración y los órganos directivos de AISGE expresan su dolor por la pérdida del actor, que ingresó en esa entidad de gestión de propiedad intelectual para actores, dobladores, bailarines y directores de escena, en 1996 y que tenía más de cien obras registradas.

Más noticias en Política y Sociedad