Público
Público

Fallece Alexander Haig, ex jefe de Gabinete de Nixon

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Alexander Haig, un ex general del Ejército estadounidense que se convirtió en jefe de Gabinete durante el escándalo del Watergate y que también fue secretario de Estado del Gobierno de Ronald Reagan, murió el sábado a los 85 años.

Haig intentó presentarse como candidato a la presidencia de Estados Unidos, pero la apuesta por obtener la nominación republicana fracasó en 1988, en una campaña marcada por sus mordaces burlas a otros candidatos como el entonces vicepresidente George H.W. Bush, quien finalmente logró ser el candidato del partido.

Un portavoz del Hospital Johns Hopkins de Baltimore dijo que Haig murió el sábado por la mañana de una infección por estafilococo adquirida antes de su llegada al hospital.

Simbólicamente, el momento en el que Haig estuvo más cerca de ser presidente fue cuando proclamó en la prensa: "Yo tengo el control aquí", tras el intento de asesinato contra el entonces presidente Ronald Reagan en 1981, en una declaración que generó amplias críticas.

La frase parecía establecer incorrectamente la línea de sucesión presidencial, y los críticos la catalogaron de pomposa y militarizada, utilizándola más tarde en su contra durante la campaña para obtener la nominación republicana.

El presidente estadounidense, Barack Obama, elogió el sábado a Haig como un "gran estadounidense" que sirvió al país con distinción. "El general Haig ejemplificó nuestra mejor tradición guerrero-diplomática de quienes dedican sus vidas al servicio público", dijo el mandatario en un comunicado.

Durante muchos años, el nombre de Haig fue mencionado como la posible "Garganta Profunda", la legendaria fuente del Washington Post que ayudó a terminar con el Gobierno de Nixon en el marco del escándalo del Watergate. En 2005, el ex oficial del FBI Mark Felt rompió años de silencio y confirmó que él fue la misteriosa fuente.

K.T. McFarland, ex asesor de Haig, dijo a Fox News que éste dio forma a la política exterior estadounidense durante y después de la guerra de Vietnam y jugó un importante papel para ayudar a hacer finalizar la Guerra Fría.

Hillary Clinton, actual secretaria de Estado, señaló que Haig se había ganado el "honor en el campo de batalla, la confianza de presidentes y primeros ministros, y las gracias de una agradecida nación".

Más noticias en Política y Sociedad