Público
Público

Fallece un bombero al derrumbarse un edificio incendiado en el centro de Oviedo

El inmueble, parte del casco histórico de la capital asturiana y con estructura de madera, se vino abajo cuando dos bomberos trabajaban en su interior. 

Tres dotaciones de los Bomberos del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA) se han sumado al amplio operativo desplegado por los Bomberos de Oviedo para tratar de extinguir el incendio registrado en el número 58 de la calle Uría de la capital asturiana, que ha obligado al desalojo de tres inmuebles. EFE/Alberto Morante

EFE

OVIEDO.- Un bombero que participaba en las labores de extinción del incendio declarado esta mañana en un edificio histórico situado en el centro de Oviedo ha fallecido al quedar atrapado en el momento en el que el inmueble se ha venido abajo, han informado fuentes policiales.

El edificio se derrumbó hacia las 16:30 horas, unas cinco horas después de que se declarase el fuego en este inmueble de la calle Uría, la principal calle comercial de la capital asturiana.

En el momento en el que el edificio se vino abajo se encontraban trabajando dos bomberos de Oviedo, uno de los cuales resultó herido, mientras que el otro fue rescatado sin vida de entre los escombros una hora después.

Rescate del cádaver del bombero fallecido mientras participaba en las labores de extinción del incendio declarado esta mañana en un edificio histórico situado en la calle Uría de Oviedo, al quedar atrapado en el momento en el que el inmueble se ha venido abajo. El edificio se derrumbó hacia las 16:30 horas, unas cinco horas después de que se declarase el fuego en este inmueble en la principal calle comercial de la capital asturiana. EFE/Alberto Morante

El tejado del inmueble, construido en madera, se ha derrumbado y ha arrastrado el interior de la estructura, también de madera.

El fuego, que se inició sobre las 12:00 horas, ha obligado al despliegue de un amplio dispositivo de extinción al que también se incorporaron varias dotaciones de los Bomberos del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA).

La intensa humareda obligó al desalojo del edificio, ocupado casi en su totalidad por oficinas, así como del número 56 de la misma calle y el 25 de Melquiades Álvarez, en la parte trasera de la manzana.

Más noticias de Política y Sociedad