Público
Público

Faltan juzgados únicos de violencia de género

Los cursos de rehabilitación para agresores son insuficientes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Faltan juzgados exclusivos de violencia de género, un mayor compromiso de Instituciones Penitenciarias para poner en marcha programas de rehabilitación a condenados y la generalización de las Unidades de Valoración Forense Integral. Monserrat Comas, presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial, destacó el viernes el balance positivo de los tres años de funcionamiento de los juzgados especializados aunque también subrayó las asignaturas pendientes.

Para Comas es una 'cuestión inaplazable' la comarcalización de los juzgados para que se creen un mayor número de tribunales especializados. De esta manera, estos juzgados tendrían más competencias territoriales ya que se sumarían varios partidos judiciales.

Ahora mismo hay 458 Juzgados de Violencia sobre la Mujer, pero el 82% de ellos compatibiliza esta materia con otras propias de un juzgado de instrucción. Ello genera en la mayoría una sobrecarga de trabajo, indicó Comas.

Radiografía de los juzgados

El Observatorio tendrá lista una radiografía de estos 458 juzgados en dos semanas. Se evaluará, entre otros indicadores, el tiempo medio de emisión de informes, su calidad,si disponen de Unidades de Valoración Forense y el porcentaje de funcionarios interinos, así como la movilidad de la plantilla o el grado de formación especializada tantode jueces, como de secretarios y funcionarios.

La presidenta del Observatorio también da un tirón de orejas a Instituciones Penitenciarias, administración responsable, según consta en la Ley Integral contra la Violencia de Género, de los programas de rehabilitación de maltratadores. Estos cursos funcionan para los que están en prisión, aunque no para los condenados que están en libertad. Estos últimos, según Comas, suponen la mayoría.

A pesar de las críticas, Comas destaca que gracias a la ley existe una mayor sensibilización de los jueces y policías, y, sobre todo, se está logrando una tutela judicial de las víctimas más eficaz.

Más noticias en Política y Sociedad