Público
Público

Una familia con discapacitados intelectuales asume 19.000 euros extras

Un estudio valora las horas de dedicación, los gastos añadidos en salud o desplazamientos y las pérdidas de oportunidades de empleo que conlleva

EFE

Las familias que cuentan con una persona con discapacidad intelectual asumen un sobreesfuerzo económico de más de 19.000 euros al año en relación con la asistencia que deben prestarle, una vez restadas las ayudas que reciben, de forma desigual, en cada comunidad autónoma, según un informe del colectivo asociativo FEAPS.

El Estudio del sobreesfuerzo económico que la discapacidad intelectual ocasiona en la familia en España-2008 valora las horas de dedicación, los gastos añadidos en salud o desplazamientos y las pérdidas de oportunidades de empleo que conlleva, tanto para el discapacitado como para los miembros de la familia, entre otras consecuencias económicas de la discapacidad en el núcleo familiar.

Dependiendo del grado de discapacidad, el índice de sobreesfuerzo se sitúa en 11.920 euros al año (993 euros al mes) -para una persona con perfil leve- y 35.507 euros (2.958 euros al mes) -con discapacidad severa que vive en el hogar-.

De las 227.360 personas que hay en España con discapacidad intelectual, el 87% vive con sus familias, mientras que el13 por ciento lo hace en centros asistenciales.

Por comunidades, Andalucía es la región con mayor número de discapacitados intelectuales, seguida de Catalunya y Madrid.

El informe de la Confederación Española de Asociaciones a favor de las Personas con Discapacidad Intelectual (FEAPS) analiza las diferencias existentes en las medidas compensatorias que cada comunidad aporta, en las que se incluye las prestaciones de derechos(por la Ley de Dependencia y LISMI), subvenciones y las deducciones en materia de IRPF.

El director técnico del Estudio, Javier Albor, ha señalado que"aunque se ha avanzado en políticas sociales, las familias de discapacitados intelectuales siguen soportando "un excesivo esfuerzo", diferente según la comunidad en la que vivan, como en el caso de Madrid "donde el coste de vida es más alto".

Ha destacado la desatención que padecen sobre todo los casos de familias con hijos con discapacidad leve, ya que al necesitar sólo de apoyos intermitentes, están excluido del derecho a lasprestaciones de la Ley de Dependencia.

Más noticias de Política y Sociedad