Público
Público
Únete a nosotros

La familia de Payá se querella contra dos militares cubanos por asesinato

El hermano del disidente cubano ha insistido en que tienen información relevante. Payá tenía nacionalidad española, lo que permitiría la investigación en la Audiencia Nacional

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La familia del disidente cubano Oswaldo Payá ha presentado hoy una querella en la Audiencia Nacional por la muerte de éste hace un año en la isla caribeña, con la intención de aclarar las causas y determinar que no fue un accidente de tráfico.

Así lo ha confirmado a Efe Carlos Payá, hermano del disidente, que falleció junto a Harold Cepero tras estrellarse su coche, que conducía el dirigente de Nuevas Generaciones del PP Ángel Carromero.

El suceso ocurrió el 22 de julio de 2012 cerca de la ciudad de Bayamo (a unos 750 kilómetros al este de La Habana), cuando el automóvil en el que iban Payá, Cepero, Carromero y el sueco Jens Aron Moding se salió de la carretera.

El líder de Nuevas Generaciones declaró en una entrevista publicada el lunes en el diario El Mundo que el coche que conducía en Cuba fue embestido por otro vehículo y forzado a salir de la calzada.

La familia de Payá ha asegurado siempre que se trató de un accidente organizado por los servicios secretos cubanos, dado que Oswaldo Payá, al frente del Movimiento Cristiano Liberación (MCL), resultaba incómodo para el régimen de La Habana.

La querella ante la Audiencia Nacional ha sido presentada por Ofelia Acevedo Maura y Rosa María Payá Acevedo, esposa e hija del disidente y se justifica en que Oswaldo Payá también tenía la nacionalidad española.

Está dirigida contra los tenientes coroneles Águilas y Llanes, de la Seguridad del Estado cubana, por su supuesta participación en los delitos de lesa humanidad que culminaron con la muerte de Payá y Cepero.

'No fue un hecho aislado, fue el resultado de un proceso de seguimiento y amenazas de muchos años' contra Payá, ha dicho a Efe su hermano Carlos, para quien los militares Águilas y Llanes 'son los hilos de los que tirar' en la investigación judicial que pueda llevar la Audiencia Nacional. Fueron ellos, ha añadido, los que 'coaccionaron' a Carromero para que diera una versión que hiciera pensar que el siniestro fuera un accidente de tráfico.

'Fue el resultado de un proceso de seguimiento y amenazas de muchos años'

A través de un comunicado, el MCL ha asegurado que la querella es 'necesaria e indispensable' desde el punto de vista de la justicia, puesto que 'el régimen cubano no puede seguir persiguiendo, maltratando, mintiendo, asesinando e intimidando a una sociedad impunemente, cual dueños absolutos de la vida de millones de personas'.

Para ese Movimiento, el pueblo cubano tiene derecho a conocer la verdad de lo sucedido ese día, no sólo por las muertes de Payá y Cepero, sino también por la 'vil inculpación' de Ángel Carromero 'por un crimen que no cometió'.

En el juicio posterior al suceso, Carromero fue condenado por la Justicia cubana a cuatro años de prisión por homicidio imprudente como responsable del accidente -que el gobierno de la isla atribuye a un exceso de velocidad y otros errores de conducción-, aunque en diciembre pasado fue enviado a España para que cumpliera la condena.

Poco después de su extraditación, Carromero fue liberado de prisión, aunque está vigilado de forma electrónica.

'Confiamos que en España, donde el poder judicial es independiente del poder político y donde pueden buscar la verdad sin temor ni presiones, podamos llevar a término esta querella y se asigne responsabilidad a los involucrados en este horrible acto, sean estos quienes sean', añade la nota del MCL, que asegura no buscar 'revanchismo ni incitar al odio'.

Más noticias en Política y Sociedad