Público
Público

La familia de las víctimas del tiroteo niega un ajuste de cuentas y apunta al robo

EFE

La familia de la mujer de 20 años fallecida hoy en uno de los dos tiroteos en un núcleo rural de Puerto Real, donde hubo tres heridos más -entre ellos la madre de la joven-, niega que haya sido un ajuste de cuentas, como sospecha la Policía, y afirma que creen que se ha tratado de un robo.

Fuentes de la familia han asegurado a Efe que creen que el móvil ha sido el robo porque, antes del tiroteo, los presuntos autores, dos jóvenes que huyeron en un vehículo de color oscuro, entraron en otra vivienda familiar -que estaba vacía en ese momento porque sus moradores estaban en la verbena que celebra El Marquesado- y robaron "3.000 euros y todas las joyas".

Los hechos comenzaron sobre la una y media de la madrugada cuando la Policía fue alertada de que un hombre de 48 años había recibido un disparo en un muslo en una vivienda del carril Colibrí, en el núcleo de El Marquesado, tras lo que se produjo un nuevo tiroteo en el carril Zurraque del lugar de La Chacona, también en el término municipal de esta localidad.

En este último, según una nota de la Subdelegación del Gobierno en Cádiz, murió de un tiro de escopeta realizado a corta distancia la joven T.L.A., de 20 años, y sufrieron heridas de diversa consideración su madre, de 65 años, y un joven de 20, tras irrumpir dos individuos en la casa y emprenderla a tiros con sus ocupantes.

Según la familia, las víctimas "se despertaron después de escuchar mucho ruido" y vieron a dos jóvenes que les encañonaron "desde muy cerca, a bocajarro", dispararon y huyeron en un coche.

Las fuentes han insistido en que creen que el móvil es el robo porque, antes del tiroteo, los presuntos autores robaron en otra vivienda familiar, que estaba desocupada y situada cerca de donde vive el hombre herido con un disparo en la pierna, además de que han elegido las zonas "más oscuras y apartadas" de estos núcleos rurales del término de Puerto Real.

La joven fallecida tenía un bebé de unos 2 meses, según las fuentes familiares, que han añadido que el hombre de 48 años herido en el primer tiroteo que se produjo en la otra vivienda, en el carril Colibrí, es vecino de un familiar de las personas tiroteadas en la otra casa, conocido de ellos y con quien mantienen un buen trato.

Más noticias de Política y Sociedad