Público
Público

Todos los favoritos pasan el trámite

Polonia y Suiza mantuvieron sus plazas directas. Ibrahimovic será la gran ausencia del Mundial 2010

GONZALO CABEZA

Los caprichos del calendario configuraron una última jornada en la que los favoritos sólo tenían que pasar el trámite. Los rivales de los segundos eran aquellos que entrarían en cualquier lista de débiles por antonomasia. Para Portugal, Malta; Grecia, contra Luxemburgo; Eslovenia viajaba a San Marino y Ucrania se enfrentaba a Andorra. Los dos únicos equipos que llegaban líderes pero no tenían la clasificación asegurada eran los que tenían rivales con un poco más de nombre: Suiza recibía a Israel en casa con la necesidad de sacar un empate y Eslovaquia viajaba a Polonia con la obligación de ganar.

Si con esta jornada alguien esperaba grandes sorpresas, se equivocó. Sólo la presión podía haberles hecho descarrilar, pero nunca es suficiente como para perder contra los amateur que tenían enfrente. Todo empezó con Ucrania, a la que esperaba una tarde en Andorra bastante plácida. El resultado al descanso (0-1) podría dar alguna esperanza a Croacia, que se mantenía a la caza de los ucranianos. En la segunda solventó todas las dudas, cinco goles más y la presencia en el bombo del próximo lunes. Croacia es una de las selecciones europeas más grandes que se quedan fuera.

Portugal no sufrió: Nani, Simao, Miguel y Edinho tumbaron a la débil Malta

Portugal, que necesitaba ganar a Malta, no dudó. Un gol de Nani les colocaba en la senda de Suráfrica cuando estaban fuera, ya que Suecia ganaba desde tiempo antes. Posteriormente, Simao, Miguel y Edinho remataron un partido en el que Portugal nunca sufrió. La clasificación de los de Cristiano, aunque sin el madridista, supone también la ausencia de uno de los jugadores de más nombre en Europa, Ibrahimovic, que no estará presente en el Mundial. Francia, que ya estaba condenada a la repesca, venció a Austria (3-1) con un gol de Benzema.

Más mérito tuvo lo de Eslovaquia. El resbalón del sábado contra Eslovenia les dejaba con la necesidad de ganar en una plaza difícil como es Polonia. Por si eso fuera poco, los centroeuropeos se encontraron una espesa capa de nieve sobre el césped. Aún así salieron con fe y en los tres primeros minutos ya habían cogido la delantera. Un gol en propia puerta les daba la clasificación. Eslovenia hizo lo propio contra San Marino (0-3) y estará en el bombo de la repesca. La República Checa queda fuera.

Suiza, necesitada de un empate, especuló con el 0-0 contra Israel

En la cuerda floja estuvo Suiza. Los helvéticos necesitaban un empate para clasificarse de forma directa y no hicieron mucho por superar esa cota. La apuesta les salió bien y el partido que les enfrentaba contra Israel terminó sin goles. Grecia, que esperaba una catástrofe de Suiza para no pasar por e la repesca, tuvo que conformarse con el segundo puesto. Ellos hicieron los deberes ganando 2-1 a Luxemburgo.

Sólo en los partidos intrascendentes la jornada dio algunos sustos a los históricos de Europa. Alemania fue perdiendo durante un buen rato frente a Finlandia hasta que en los últimos empató Podolski (1-1) e Italia llegó a ir perdiendo en casa 0-2 contra Chipre, aunque terminó ganando 3-2.

Más noticias de Política y Sociedad