Público
Público

La Fed echa otro jarro de agua fría sobre la economía

Dibuja un panorama pésimo para digerir en vacaciones

B.C.B./AGENCIAS

La Semana Santa no suele despertar pasión en los mercados. Como casi siempre que coinciden los festivos en ambos continentes, los inversores prefieren irse de vacaciones con las posiciones en las bolsas lo más seguras posible. Por eso, frente a las fuertes alzas de semanas anteriores, los mercados se han mostrado esta semana remisos con algún que otro traspiés.

Pero por si el recién estrenado optimismo bursátil de marzo (se cerraron cuatro semanas consecutivas en positivo) degeneraba en nuevos excesos, la Reserva Federal de EEUU se encargó este miércoles de frenar los ánimos bursátiles al publicar las actas de su última reunión. En ellas, sus miembros dibujan un panorama muy negro del futuro próximo de la economía en EEUU, con todos los indicadores económicos en caída libre.

Es más, los vigilantes del sistema financiero en EEUU temen que la economía estadounidense entre en un círculo vicioso de subida de desempleo, cierre de negocios y caída del consumo, lo que puede llegar a hacer más tirante el acceso al crédito. Para apuntalar el sistema financiero, los miembros de la Fed se comprometieron a continuar con su política de compra de deuda privada.

Tanto pesimismo frustró la subida que estaba registrando Wall Street, que negociaba el primer empuje al alza serio de la semana, con el acicate de la fusión de dos gigantes de la construcción: Centex y Pulte. La subida del Dow Jones (superior en los primeros compases de la sesión al 1%) se truncó hasta cerrar en XXX.

Europa cerró antes de conocer las agoreras previsiones de la Reserva Federal y se fue de vacaciones (la bolsa española echa el cierre hoy con una ganancia esta semana del 1% y mañana lo harán el resto de los parqués) con lánguidas subidas basadas en el sector financiero.

Más noticias de Política y Sociedad