Público
Público

La FIA declara legales los difusores de Brawn

Indfica que está probado que "los coches en cuestión cumplen con la regulación aplicable"

EFE

La Corte de Apelación de la Federación Internacional del Automóvil (FIA) validó este miércoles los difusores de doble plano que utilizan Brawn GP y Toyota y contra los que habían interpuesto una reclamación Ferrari, Renault, Red Bull y BMW.

En un comunicado, la FIA indica que "ha decidido rechazar las apelaciones" basándose en los "argumentos escuchados y evidencidos" que prueban que "los coches en cuestión cumplen con la regulación aplicable".

Los difusores son elementos vitales diseñados para asegurar que el flujo de aire sea rápido y fluido debajo del coche, incrementando la adherencia al suelo. 

El británico Ross Brawn, propietario de la escudería que lleva su apellido, ha declarado su satisfacción por la autorización de los difusores, ha expresado su respeto hacia los equipos que presentaron su recurso y apunta a que "ahora el desafío sigue en la pista".

"Nos complace la decisión adoptada por el Tribunal de Apelación y respetamos el derecho de nuestros competidores a contrastar cualquier diseño o concepto utilizado en nuestros coches a través de los cauces disponibles", afirma Brawn en un comunicado.

Brawn subraya que los difusores cuentan ahora con el visto bueno del departamento técnico de la FIA, de los comisarios de Australia y Malasia, y ahora de los cinco jueces del Tribunal de Apelación de la FIA.

"Esta decisión pone fin a esta cuestión y ahora esperamos continuar el las pistas los desafíos que plantea este excitante comienzo del Mundial 2009", concluye Ross Brawn.

"Como hemos sostenido siempre, nuestro equipo estudió a fondo las nuevas regulaciones para el 2009 a fin de asegurarse de que su interpretación era correcta, además de hacer uso del procedimiento de consulta con la FIA", afirma Toyota en un comunicado.

Toyota  estaba convencida de que el diseño de su coche era legal, una opinión que ahora ven respaldada no sólo por los comisarios de los grandes premios de Australia y Malasia, sino por el Tribunal de Apelación de la FIA.

"Esperaba este veredicto y estoy muy satisfecho. Nunca hemos dudado de que nuestro coche no cumpliera las normas. Ahora podemos concentrarnos en una apasionante temporada en la pista", ha declarado el presidente del equipo, Tadashi Yamashina.

Más noticias de Política y Sociedad