Público
Público

El FIB prevé alcanzar 45.000 asistentes y estudia ampliar su presencia en Madrid

EFE

El Festival Internacional de Benicàssim (FIB) prevé alcanzar este año los 45.000 asistentes al aumentar las zona de conciertos y acampada, mientras estudia la posibilidad de ampliar a dos noches su nueva presencia simultánea en Madrid, motivada por el aumento progresivo de la competencia.

Así lo han explicado hoy en rueda de prensa los hermanos José Luis y Miguel Morán, que han estado acompañados por la consellera de Turismo, Angélica Such; el presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, y el alcalde de Benicàssim, Francesc Colomer.

Para la decimocuarta edición del certamen español con mayor proyección internacional y uno de los más respetados del panorama alternativo e independiente del pop-rock y la música electrónica, la organización cuenta con un presupuesto cercano a los diez millones de euros, y se han vendido ya 28.000 de los 40.000 abonos de tres días que se pondrán a la venta.

El cartel de 2008, cerrado la semana pasada tras ir adelantando nombres desde diciembre, está encabezado por Leonard Cohen, Morrissey, My Bloody Valentine, Enrique Morente, Siouxsie, Tricky, My morning jacket, Death Cab for Cutie y Sigur Rós, entre otros grupos, cantantes y pinchadiscos que actuarán del 17 al 20 de julio en cuatro escenarios diferentes.

La veteranía y el homenaje a quienes han marcado la evolución musical de los últimos 40 años está protagonizada en esta edición por el canadiense Leonard Cohen, en el que será su único concierto en España de la primera gira internacional que emprende en 15 años para recuperar, de nuevo, sus grandes éxitos: de "Suzanne" a "Take this waltz", pasando por "So long, Marianne" y "The future".

Entre la "segunda división" del FIB, la que el año pasado dio más categoría a un cartel huérfano de grandes reclamos, para 2008 se ha fichado a Gnals Barkley, La casa azul, Micah P. Hinson, Richard Hawley, The Kills, Booka Shade, American Music Club, El Guincho, Single, El Hijo, ASCII.Disko, Facto Delafé, Krakovia y Kiki.

Una vez distribuidas las jornadas de conciertos, la del domingo 20 se presenta como la más potente al reunir a Leonard Cohen, Morrissey, Morente con Lagartija Nick, Siouxsie y Justice, mientras que para la jornada de bienvenida (jueves 17) se ha reservado a Sigur Rós, Nada Surf, Battles y The futureheads.

Al ser preguntado sobre el aumento de la competencia con otros festivales que se celebran en territorio nacional en las mismas fechas que el FIB, José Luis Morán ha afirmado que "el mercado ha cambiado en los últimos años" y por ello hay que "ser competitivos y hacer las cosas bien" en cuanto a la producción y organización.

Ha criticado que "bajo el paraguas de festival se engloba todo, y existen diferencias, como que Benicàssim es el único festival que tiene zona de acampada, y los niveles de calidad y producción no son iguales en todos".

Sobre el Saturday Night Fiber, que se celebrará en el Auditorio Juan Carlos I de Madrid el próximo 19 de julio con las actuaciones de Morrissey -su primera visita a la capital de España tras el multitudinario concierto ofrecido con The Smiths en 1985-, My bloody Valentine, Mika y Siouxsie, Miguel Morán lo ha justificado en la actual competencia de festivales, "dura y difícil".

A su juicio, Benicàssim "tiene un peso fuerte y especial, y muchos grupos elegirían venir a Benicàssim sólo por ser el FIB antes que irse a otro festival", pero "se necesita otra fecha para poder ser competitivos y estar ahí", y la idea es, ha añadido, "hacer dos días en Madrid en un futuro".

Además, la zona de conciertos será ampliada para acoger a unas 45.000 personas -el año pasado se logró el récord de 150.000 personas entre los cuatro días- y se mejorará la zona de invitados.

Más noticias de Política y Sociedad