Público
Público

Fillon advierte a las FARC que la muerte de Betancourt sólo reportaría la reprobación mundial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro francés, François Fillon, advirtió hoy a las FARC de que en el actual contexto la muerte en cautividad de la rehén franco-colombiana Ingrid Betancourt sólo les reportaría "la reprobación del mundo entero".

"Si las FARC quieren una solución a la situación en la que están, que es una situación de guerra, lo primero que tienen que hacer es un gesto en dirección de la comunidad internacional, es la liberación inmediata por razones humanitarias, no por razones políticas, de Ingrid Betancourt", dijo Fillon a la emisora de radio "Europe 1".

El primer ministro francés consideró que la vida de la rehén más conocida en manos de la guerrilla "está en peligro con o sin la ejecución" el pasado fin de semana del "número dos" de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), "Raúl Reyes", en una operación militar en la frontera entre Colombia y Ecuador.

Y estimó que con esa operación "lo peligroso ahora es el clima que se está creando entre los diferentes países de la región".

Por eso, el primer ministro subrayó que "hay que pedir calma", como ya lo ha hecho el presidente francés, Nicolas Sarkozy, "y sobre todo demostrar que la muerte de Ingrid Betancourt no les reportaría (a las FARC) más que la reprobación del mundo entero".

Por otra parte, el ex marido de Betancourt, Fabrice Delloye, dijo hoy estar "horrorizado" por la "infamia" del presidente colombiano, Álvaro Uribe, en alusión a la operación militar que acabó con la vida de "Raúl Reyes", cuando el "número dos" de la guerrilla estaba negociando, según él, la liberación de rehenes.

Delloye dijo a la emisora "France Info" que los documentos aportados por Colombia sobre contactos entre las FARC y Ecuador parecen "auténticos" pero, a su juicio, lo que muestran es que había "procedimientos humanitarios" sobre los rehenes.

"Estoy horrorizado por un presidente colombiano que se ríe" de los países vecinos y al que "el estado de salud de los rehenes no le preocupa absolutamente nada", denunció el ex marido de Betancourt, de la que dijo estar "maravillado" por su valor, aunque también que "está agotada" y "se está muriendo".

Agregó que ahora lo que espera es "una movilización internacional, a la vez de Europa, dirigida por el presidente (francés Nicolas) Sarkozy, y de todos los países latinoamericanos para hacer entrar en razón a Uribe" y lograr un acuerdo humanitario.