Público
Público

Dos firmas de la red trabajaron para la consejería de Cospedal

Lograron a dedo en 2005 dos contratos de Transportes en la Comunidad de Madrid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Metro de Madrid SA, empresa pública dependiente de la Consejería de Transportes madrileña, contrató a dedo a dos empresas de la trama en 2005, cuando la ahora número dos del PP, María Dolores de Cospedal, dirigía el departamento. Fuentes próximas a la secretaria general del PP subrayaron ayer que Cospedal 'no tiene ni idea' de esos contratos y que Metro de Madrid 'siempre ha tenido independencia a la hora de contratar'. 'Esos contratos aseguran en su entorno no los ha visado ningún consejero ni director general ni antes ni después de ella'. Durante su mandato tampoco, dice su equipo.

En el sumario del caso Gürtel, constan dos contratos otorgados por Metro de Madrid a sendas empresas de la red corrupta que dirigía Francisco Correa. En realidad, no hay expediente de contratación: sólo el reconocimiento del gasto y las facturas correspondientes.

Por la organización de una rueda de prensa para la firma de un convenio con Baleares, Diseño Asimétrico cobró 7.758 euros. Servimadrid Integral, una de las empresas de la trama más favorecidas por el Gobierno de Esperanza Aguirre, superó ese listón: montar en septiembre de 2005 la presentación de la Cumbre Flamenca le reportó 21.480 euros.

Ambos actos poseen dos denominadores comunes: los protagonizó Esperanza Aguirre. Y ninguna de las dos facturas se giró hasta 2007. Pese a que el entorno de Cospedal subrayó ayer el carácter autónomo de Metro de Madrid SA, no fue su equipo directivo, sino el secretario general técnico de la Consejería de Transportes, quien remitió al juez Garzón los contratos reclamados.

Ambos actos poseen dos denominadores comunes: los protagonizó Esperanza Aguirre

El protocolo de colaboración con Baleares para asesorar a su Gobierno autonómico en la construcción de un metro fue suscrito el 3 de mayo de 2005 por Aguirre y Jaume Matas, ahora también en el ojo del huracán por otro escándalo, el de la presunta financiación ilegal del PP balear.

Diseño Asimétrico no remitió su factura hasta el 26 de febrero de 2007. Un mes y medio más tarde, la Dirección General de Comunicación de Metro de Madrid elaboró una 'propuesta regularizadora'. Es decir, un documento para justificar un gasto efectuado 18 meses antes y generado por una adjudicación a dedo, como la mayoría de las que beneficiaron a la trama en Madrid.

El segundo contrato es más caro y peculiar. Aguirre presentó la Cumbre Flamenca en el Metro el 7 de septiembre de 2005. El escenario fue la sede de la Presidencia de Madrid. Y, según la nota de prensa oficial, estuvo acompañada por Cospedal. El coste del servicio, 21.480 euros con IVA, superaba con creces la cuantía máxima (12.000 euros entonces) para los contratos menores, aquellos que se otorga sin concurso.

La Consejería de Transportes no tramitó ningún expediente de contratación. El pago quedó en barbecho hasta que en marzo de 2007 intervino Alberto López Viejo, en aquella fecha viceconsejero de Presidencia, luego consejero de Deportes, tramoyista de Aguirre y finalmente imputado por cohecho. López Viejo se limitó a notificar por carta a Metro de Madrid que la presentación de la Cumbre Flamenca 'fue realizado (sic) por la empresa Servimadrid'. 'Reciba un cordial saludo', finalizaba la misiva.

Y la Consejería de Transportes arregló el asunto sin más dilaciones, cuando Cospedal ya no ocupaba el cargo de consejera.

Más noticias en Política y Sociedad