Público
Público

Las firmas textiles en la UE son económicamente más eficaces que en Asia y América

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las compañías textiles europeas son económica y financieramente más eficaces que sus competidoras de Asia y América, según un informe realizado por la Universidad de Manchester en el Reino Unido para la firma Lawson, proveedora de software de gestión empresarial.

El informe, que evalúa indicadores clave en la industria de la moda, asegura que las empresas de la zona EMEA (Europa, Oriente Medio y África), obtienen mejores resultados que las de Asia y Norteamérica en rentabilidad del capital (10,99 por ciento frente a 8 por ciento de las americanas y 6,72 por ciento de las asiáticas).

Asimismo, las firmas de Europa destacan por la rentabilidad de los activos, de 7,82 por ciento frente a 6,84 por ciento de las americanas y 5,52 por ciento de las asiáticas y la rotación de activos de 2,83 por ciento, respecto a 1,60 por ciento en América y 1,12 por ciento en Asia.

Otro factor relevante es la rotación de inventarios, que para las sociedades de la EMEA es del 5,83 por ciento anual, frente al 5,01 por ciento anual de América y el 4,42 por ciento anual de Asia.

No obstante, el beneficio por acción (EPS), de las compañías textiles de Europa es de 1,53 dólares, mientras que el de las americanas es de 0,94 dólares y el de las asiáticas, de 1,78 dólares, lo cual indica que, a futuro, podría haber problemas de rentabilidad para las compañías de moda de la zona EMEA.

El estudio analizó a 330 empresas de las tres zonas geográficas mencionadas y destaca los resultados de las 25 mejores, en los subsectores de confección general, ropa deportiva, moda íntima y artículos de lujo.

Asimismo, identifica tres tipos de compañías: las propietarias de la marca y fabricantes; las que son propietarias de la marca, pero además gestionan el diseño, los proveedores y la distribución y, finalmente, las fabricantes.

El documento revela que las firmas de moda basadas en un modelo mixto (propiedad de la marca y gestión de proveedores, diseño y distribución) obtienen, en todo el mundo, mayores márgenes que las que sólo fabrican.

Mientras que el primer tipo de empresas logra de media un 40 por ciento de margen de beneficio bruto y un 5,2 por ciento de beneficio neto, las compañías que solo producen logran un margen de beneficio bruto promedio del 23,7 por ciento y un 2,2 por ciento de margen de beneficio neto.

Las mayores perspectivas de crecimiento se sitúan en el sector de moda íntima, cuyo beneficio por acción duplica el de la moda deportiva (2,73 dólares, frente a 1,38 dólares).

Pese a contar con elevados niveles de existencias, las compañías de lujo obtienen, globalmente, mayores márgenes brutos y netos que las de confección en general (el 43,7 por ciento y el 5,3 por ciento frente al 31,9 por ciento y el 3,5 por ciento, respectivamente).