Público
Público

El fiscal tiene 15 días para recurrir contra Camps

La acusación en la trama Gürtel quiere reabrir el caso en el Tribunal Supremo

BELÉN TOLEDO

Las partes implicadas en la investigación judicial de la rama valenciana del caso Gürtel tienen una cita en Madrid después de que el Tribunal Superior de Justicia de Valencia (TSJCV) archivó la causa el pasado mes de agosto. El propio TSJCV ha establecido 15 días hábiles de plazo para que las partes que ejercen la acusación en el proceso presenten un recurso de casación ante el Tribunal Supremo .

Tanto el PSOE valenciano personado como acusación popular como la Fiscalía Anticorrupción anunciaron que recurrirían la decisión del tribunal valenciano nada más conocer el sobreseimiento del caso, por el que fueron imputados el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, el número dos del PP valenciano, Ricardo Costa, el ex vicepresidente de la administración autonómica, Víctor Campos, y el ex jefe de gabinete de la Consellería de Turismo, Rafael Betoret.

Regalos

La sentencia por la que la Sala de lo Civil y lo Penal del TSJCV archivó el caso el 3 de agosto puso fin a la intención del juez instructor, José Flors, de someter a Camps y el resto de imputados a un juicio con jurado. El juez Flors halló indicios de que los cuatro políticos cometieron un delito de cohecho al aceptar regalos de los dirigentes de la trama Gürtel, en el mismo periodo en que estos últimos recibieron al menos 7 millones de euros en contratos adjudicados por la Generalitat.

La sentencia de sobreseimiento que ahora será recurrida ante el Tribunal Supremo reconoció que las conclusiones de Flors responden a "cánones de racionalidad". No obstante, los magistrados de la Sala entendieron que no hay pruebas de que los empresarios hicieran esos regalos a Francisco Camps y el resto de imputados "en consideración a su función" y no por otro motivo cualquiera.

Campos y El Bigotes, juntos

La novedad judicial sobre el caso Gürtel coincidió este viernes con la publicación en El Mundo de una fotografía en la que se podía observar a uno de los políticos que fueron investigados, Víctor Campos, reunido en una terraza valenciana con uno de los dirigentes de la trama, Álvaro Pérez, apodado "El Bigotes". El PSOE valenciano pidió este viernes explicaciones al PP sobre el encuentro.

El secretario de Acción Electoral del partido, Víctor Sahuquillo, afirmó en un comunicado que estos contactos son "de extrema gravedad" y "confirman que la relación del PP con la trama corrupta se mantiene". "Si Campos y Pérez mantienen reuniones públicas sin tapujos, ¿cuántas no habrán tenido Camps y Costa con los mismos protagonistas en lugares privados?", se preguntó.

La contestación del PP autonómico no se hizo esperar. David Serra, vicesecretario de Organización, acusó a los socialistas de recurrir a la "carroñería política" para captar la atención de los ciudadanos. "Siguen sin querer reconocer que los dirigentes del PP son inocentes", lamentó.