Público
Público

El fiscal recurre para evitar la excarcelación de veinte cabecillas de la mafia china

Anticorrupción reclama que el Pleno de la Sala de lo Penal revise el auto que permitiría la puesta en libertad de Gao Ping y el resto de la cúpula de la organización

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Fiscalía Anticorrupción ha presentado un incidente de nulidad del auto en el que la Audiencia Nacional declaró ilegal la prórroga de la detención aplicada por el juez Fernando Andreu a uno de los arrestados en la operación Emperador, por el que puede ser excarcelada la cúpula al completo de la mafia china liderada por Gao Ping, cuyas actividades acapararon la atención ciudadana hace unas semanas.

Según fuentes jurídicas, este incidente paraliza de momento la excarcelación de cerca de una veintena de imputados que fueron detenidos el día 16 e interrogados por Andreu entre los días 19 y 20, la mayoría integrantes de la cúpula de la presunta trama de mafia china liderada por Gao Ping.

Aun así, el incidente no afecta a Kay Yang, que el jueves fue puesto en libertad, ni al lugarteniente de Gao Ping, Wei Ling, a quien este viernes la sección tercera de la sala de lo penal también ha ordenado excarcelar junto a otros dos presuntos miembros de la mafia china con base en el mismo criterio que utilizó ayer. El magistrado Andreu ya ha ordenado la puesta en libertad de estos tres últimos detenidos, con la prohibición de abandonar el país y la retirada del pasaporte.

En un escrito remitido a la sección tercera de la sala de lo penal, los fiscales José Grinda y Juan José Rosa piden que el incidente, que presentan por 'falta de motivación tanto respecto de la causa de nulidad, de la relación de causalidad como del precepto legal aplicado' para ordenar la excarcelación del miembro de la red Kay Yang, sea resuelto por el pleno, compuesto por 19 magistrados.

Según los fiscales, la sala no menciona 'ni causa concreta, ni artículo ni precepto' en los que basar la 'nulidad absoluta e insubsanable' de la resolución por la que Andreu ordenó, el pasado 20 de octubre, el ingreso en prisión incondicional del arrestado.

Precisan así que los magistrados no han explicado por qué el exceso del plazo de la detención, criterio que no comparten, supone una causa de nulidad de dicho auto. 'La posible vulneración de un derecho fundamental no supone, por sí sola, la nulidad de cuantas resoluciones judiciales se hayan dictado después de tal vulneración. Se requiere expresar y motivar la relación de causalidad entre vulneración y nulidad', argumenta el Ministerio Público.

Además, según el escrito, la orden de prisión que dictó Andreu no se basó en ninguna diligencia practicada con posterioridad a las 6 de la mañana del 19 de octubre, momento en el que expiraba el plazo de 72 horas de puesta a disposición judicial, y se acordó tras interrogar al detenido y a los fiscales.

Considera así que el que debió ser declarado nulo, 'y no declara', es el auto del 18 de octubre, por el que Andreu ordenaba la puesta a disposición judicial transcurrida la detención policial y que la sala consideró que no se ajustaba a la doctrina del Tribunal Constitucional.

'La consecuencia de dicha omisión de la Sala es que si el auto de 18 de octubre de 2012 no es nulo, es imposible que el auto de 20 de octubre lo sea', en tanto el primero 'habilitaba' al segundo. 'El auto de prisión es absolutamente válido y en él no concurre causa alguna de nulidad', concluyen, antes de subrayar que, por ello, procede anular el auto de la sala 'por falta de motivación tanto respecto de la causa de nulidad, de la relación de causalidad como del precepto legal aplicado'.

Más noticias en Política y Sociedad