Público
Público

La Fiscalía albanesa ordena arrestar a 6 oficiales de la Guardia Republicana

EFE

La Fiscalía albanesa emitió hoy órdenes de arresto contra seis oficiales de la Guardia Republicana, acusados de haber matado el viernes a tres manifestantes opositores en los violentos enfrentamientos ocurridos frente a la sede del Gobierno en Tirana.

"Hemos emitido seis órdenes de arresto contra los guardias por homicidio y todavía la policía no las ha puesto en marcha", confirmó a Efe, Plator Nesturi, portavoz de la Fiscalía general.

Sin explicar el motivo de este retraso, Nesturi precisó que no puede publicar sus nombres, ya que los sospechosos siguen en libertad.

Según algunos medios locales, entre los imputados figuran altos cargos de esta unidad de elite del Ejército albanés.

El primer ministro de Albania, Sali Berisha, acusó el viernes a la propia oposición de los asesinatos de sus militantes, que fueron perpetrados "de cerca y con pistola con un silenciador que no dispone la policía".

En gratitud a su "buen trabajo", Berisha retribuyó hoy con entre uno y cuatro sueldos mensuales a los soldados y los policías que defendieron la sede del gobierno ante el "asalto de las bandas armadas".

Berisha advirtió al alcalde de Tirana, el socialista Edi Rama, de no ocupe a la fuerza las instituciones públicas porque "tendría la respuesta merecida".

"Bandidos, terroristas y traficantes dirigidos por Rama intentaron ayer con bombas molotov y armas llevar a cabo un golpe de Estado para arrebatar el poder a la fuerza", afirmó el primer ministro en una rueda de prensa.

El bulevar central de Tirana "Deshmoret e Kombit" que conduce a la sede del gobierno se convirtió el viernes por la tarde durante varias horas en un campo de batalla, en que los manifestantes tiraban piedras contra los policías que trataban de dispersarlos con porras, gases lacrimógenos y cañones de agua.

Un total de 15 vehículos fueron destruidos y 115 manifestantes fueron arrestados por cometer actos violentos, según fuentes oficiales.

"Ningún policía resultó herido de bala, pero tres manifestantes fueron asesinados y otro está grave", señaló el líder opositor.

Los socialistas han anunciado que seguirán con sus medidas de resistencia hasta conseguir la dimisión del primer ministro y la convocatoria de las elecciones anticipadas.

El país balcánico vive una crisis política desde las elecciones del junio de 2009, en que los socialistas perdieron por un margen estrecho y acusaron al gobierno de fraude electoral y corrupción.

La situación se agravó tras la dimisión la semana pasada del exprimer ministro Ilir Meta, socio clave de la coalición de Berisha, acusado de corrupción y tráfico de intereses.

La Unión Europea y los Estados Unidos han instado a las partes enfrentadas a evitar nuevos actos de violencia y exigen a la clase política que busque un compromiso mediante el diálogo, como la única vía para salir de la crisis.

Más noticias de Política y Sociedad